lunes, 20 de octubre de 2008

Más scouts, ¿mejores ciudadanos?

En estos día ha vuelto a ser mencionada una vieja frase: "Más scouts, mejores ciudadanos".

Pero, ¿qué significa ser un buen ciudadano?
Sin intención de tener un rigorismo estadístico, les comento que al hacerle esta pregunta a algunos jóvenes y voluntarios adultos me encontré que la respuesta que más se repite es: "ir a votar cada dos años".

Lamentablemente, si el concepto de ciudadanía que transmite el Movimiento Scout se limita a ejercer el derecho cívico a elegir autoridades deberíamos plantearnos seriamente si, en la sociedad tan desigual en la que hoy vivimos, para dejar el mundo mejor de cómo lo encontramos alcanza con esa "democracia delegativa".

Mi respuesta es que no, y entonces, en el día a día, ¿cómo podemos ser mejores ciudadanos?

Cuando Baden-Powell nos propuso su libro "Escultismo para muchachos" como un "Manual de instrucción en buena ciudadanía...", él ya tenía la intuición de ir más allá de la simple participación en una votación.

Para empezar les propongo conversar con su Grupo o Distrito sobre el mensaje de la Fogata 26:

"Sus antepasados trabajaron duro y pelearon y murieron para formar el país para ustedes. No permitan que, desde el cielo, los vean vaguear con las manos en los bolsillos, sin hacer nada por conservar lo que ellos les legaron. ¡Tomen parte activa en su obra! Cada cual en su puesto, ¡continúen el juego!".
En esta breve frase está el germen de la "ciudadanía activa", es decir tomar parte activa en la construcción de la sociedad por la que trabajaron duro, pelearon y murieron quienes nos precedieron en palabras textuales de Baden-Powell.

Frente a este llamado, que a veces parece olvidado por muchos, queda claro qué se espera de los niños, niñas y jóvenes que participan del Movimiento Scout.

La propuesta pedagógica de los Scouts les propone a los niños y jóvenes tomar parte activa, primero proponiendo y seleccionado las actividades que realizarán, luego organizándolas, ejecutándolas y evaluándolas.

Pero por sobre todo, tomando parte activa en la construcción compartida de la comunidad cercana en la cual estudiamos, trabajamos, vivimos.

Ser más scouts y, en consecuencia, ser mejores ciudadanos es asomarse a mirar fuera de la "realidad administrada" dentro de las cuatro paredes del Grupo Scout, tomar contacto con los otros, interesarnos por sus sufrimientos y sus necesidades y poner manos a la obra para cambiar las realidades injustas por otras más injustas.

Les dejo esta inquietud para conversar: ¿Cómo puedo "continuar el juego" en mi Grupo hoy?

Hay mucho más para compartir juntos sobre el tema, así que en próximas entradas la seguimos.
Siempre listo, rodrigo

Rodrigo Gonzalez Cao
Si querés opinar, gracias por dejar un comentario
Publicar un comentario