viernes, 30 de julio de 2010

La lógica pedagógica de B-P

Haremos el intento de resumir la lógica pedagógica de B-P analizada hasta aquí, con el riesgo de simplificar demasiado y dejar cosas afuera.
En la propuesta original de Baden-Powell en "Escultismo para Muchachos" el joven desarrolla su auto-formación superando pruebas.
A partir de la década del ’60 la propuesta del Movimiento Scout agrega como eje central de la acción la pedagogía del “proyecto”.
Esta opción por la metodología de proyectos prioriza que el joven haga una “descubierta” que le plantee una situación problema, se fije objetivos a lograr, realice una análisis de factibilidad que considere los antecedentes sobre la situación problema, los recursos que debe poseer (recursos materiales, humanos, competencias a adquirir), se plantee indicadores de logro y se organice para alcanzarlos.
Este proponerse objetivos de logro, que son expresados en líneas de acción en su Bitácora, Agenda o Cartilla de Progresión según el grupo de edad, lo vimos reflejado, en cierta medida, cuando mencionamos el modelo de aprendizaje de John Dewey. Pero volviendo a lo cotidiano, en el párrafo anterior descubrimos también iniciativas como “Scouts del Mundo” o, simplemente, el “sistema de empresas” de la Rama Caminantes.
Y aquí enlazamos con el planteo original de “Escultismo para muchachos”, el joven logra su auto-formación, ya no superando pruebas sino generando proyectos, a veces en pequeños grupos y, otras veces personales.
Según el grupo de edad el Programa del Movimiento Scout irá dando más prioridad a los proyectos del pequeño grupo o a los personales (en las ramas mayores).
Es decir, el preparar una actividad de equipo o patrulla me permite, en el presente o en el futuro, encarar una propuesta individual. Y viceversa.
Y en este diálogo de ida y vuelta, la síntesis es la construcción de la identidad del joven.
Por eso, cuando va finalizando su tránsito en el Movimiento Scout, en la Rama Rovers, le proponemos que realice una opción, a la que llamamos “proyecto de vida” en tres aspectos: el vocacional como persona, el cívico como ciudadano y, como ser transcendente en el sentido de su fe.
Pero además le agregamos un “plus”, este proyecto de vida, debe encarnarlo con sentido de servicio en su entorno (la sociedad, su iglesia, su familia). Este es el sentido del compromiso previo a la Partida Rover.
A partir de la semana próxima repasaremos la evolución de la lógica de la pedagogía democrática y el aprender haciendo en el Movimiento Scout.
Siempre listo, rodrigo

Rodrigo Gonzalez Cao

lunes, 26 de julio de 2010

El aprender haciendo y la progresividad del programa

Hemos visto que la concepción de que el programa es progresivo nace del principio de que somos seres sociales que aprendemos mejor a través de actividades con otras personas, siguiendo un proceso similar al modelo de aprendizaje de John Dewey, es decir:

  • Tomar conciencia del problema.
  • Definir el problema.
  • Proponer hipótesis para resolverlo.
  • Evaluar las consecuencias de la hipótesis a partir de la experiencia pasada.
  • Prueba de la probable solución.

Teniendo en cuenta este punto de vista de la naturaleza humana, el Movimiento Scout prefiere antes que una charla magistral experimentar y descubrir el mundo real a través de actividades que se centran en los intereses de los jóvenes.

De aquí surge el elemento que ya hemos analizado y que resumimos en forma sintética como "Aprender Haciendo". Dicho elemento se apoya en:

  • Énfasis en el aprender haciendo: cada proyecto debe ser una experiencia práctica de aprendizaje.
  • Fuerte énfasis en la resolución de problemas y el pensamiento crítico
  • Pertenencia a un pequeño grupo de trabajo para el desarrollo de habilidades sociales (grupo primario)
  • La comprensión y la acción como las metas de aprendizaje en oposición al conocimiento memorístico
  • La colaboración y el aprendizaje cooperativo en la realización de los proyectos
  • Educación para la responsabilidad social y la vida democrática (ciudadanía)
  • Integración de servicios a la comunidad como otra oportunidad de aprendizaje
  • Poner mayor acento en comprender el proceso y aprender de lo realizado por sobre el conocimiento de una técnica en particular
  • El énfasis en el aprendizaje de por vida y en la adquisición de habilidades sociales
  • Auto-evaluación por la evaluación de los proyectos realizados y los logros obtenidos

A partir de la semana próxima repasaremos la evolución de la lógica pedagógica del Movimiento Scout desde las pruebas de 'Escultismo para Muchachos' al día de hoy.

Siempre listo, rodrigo

Rodrigo Gonzalez Cao

sábado, 17 de julio de 2010

Ideas sobre progresividad del Programa contemporáneas a B-P

No es nuestra intención volvernos “académicos” y ponernos a hablar de detalles de pedagogía porque perderíamos el estilo que llevamos hasta aquí. Solamente haremos una breve referencia a quienes, a fines del siglo XIX y principios del siglo XX, coincidieron con la concepción original de Baden-Powell. Desde ya pedimos disculpas a los eruditos por algunas simplificaciones que haremos para no extendernos.
Quienes han oído sobre los inicios del Movimiento Scout en Argentina en 1909, recordarán que luego de la conferencia de B-P en la Asociación Cristiana de Jóvenes, ésta comisiona a Russell D. Christian para que viaje a Estados Unidos a estudiar los programas del movimiento "Woodcraft Indians" de Ernest Thompson Seton.
¿Por qué no viajó a Londres a estudiar el tema con B-P? ¿Quiénes eran los "Woodcraft Indians" de Ernest Thompson Seton?
Para aquellos primeros años donde el Movimiento Scout era apenas el “hobby” de un señor inglés (según las palabras de B-P en la conferencia de Buenos Aires) las ideas de Ernest Thompson Seton, que dedicó su vida al estudio de la naturaleza, el estilo de vida de los indios norteamericanos y el arte de los bosques (Woodcraft), eran más cercanas y se percibían más “americanas” y “menos militaristas” que la propuesta de Baden-Powell.
En 1910 en el “Manual del Scout” de los Boy Scouts of America Ernest Thompson Seton escribe:
"El Movimiento Scout y el Woodcraft que promuevo comenzaron a tomar forma en Estados Unidos hace unos diez años. Debido a que el indio idealizado de Hiawatha siempre ha defendido como modelo la vida al aire libre, la artesanía en madera y la exploración, llamé a su hermandad " Woodcraft Indians". En 1904 me fui a Inglaterra a continuar el trabajo allí y, sabiendo que el General RSS Baden- Powell era el principal impulsor del movimiento scout en el ejército británico, le invité a cooperar para que el movimiento se hiciera popular. En consecuencia, en 1908 organizó su Movimiento Scout, incorporando los principios de los indios con otras características éticas y sumando el ahorro, los simulacros de incendio, etc Así como dándole una organización militar, en parte, y todo compilado cuidadosamente en un manual fascinante. Todo el pasado que es aplicable en los Estados Unidos (A partir de Escultismo para Muchachos) se ha incluido aquí, con el debido crédito al General Baden-Powell, y combinado con el Birch-bark Roll."

En resumen B-P conoció a Thompson Seton, recibió una copia del libro "Birch-bark Roll", rápidamente “compró” las ideas de Seton acerca del "arte de los bosques" y acordaron trabajar en conjunto.
Además también le debemos a los "Woodcraft Indians" de Seton una inspiración de la pertenencia a pequeños grupos que en 1902, cinco años antes que la experiencia de Brownsea, propone que los jóvenes elijan entre sus pares un Jefe, un Subjefe, un Guardián de la correspondencia (secretario) y un Tesorero. Esta idea, unida a la experiencia de los cadetes de Mafeking, resultó en lo que conocemos como el “Sistema de patrullas” de B-P, popularizado luego por Roland Philips en su libro.
Al mismo tiempo en que Ernest Thompson Seton asume como Jefe Scout Nacional de los Boy Scouts of America (BSA), en dicho país se conocen dos propuestas cercanas al planteo de programas progresivos del Movimiento Scout.
Por un lado, Francis Parker, un Supervisor escolar de Massachusetts que se oponía a aprender de memoria, creía que no había ningún valor en el conocimiento sin entender y sostenía que la educación debía fomentar la creatividad sintetizando las ideas de Froebel, Pestalozzi y Herbart de fines del siglo XIX.
Por otra parte, John Dewey, un filósofo y psicólogo de Chicago, estudió cómo una escuela puede convertirse en una comunidad cooperativa desarrollando al mismo tiempo en los jóvenes sus propias capacidades y satisfacer sus propias necesidades. Su modelo de aprendizaje comprende los siguientes pasos: tomar conciencia del problema, definir el problema, proponer hipótesis para resolverlo, evaluar las consecuencias de la hipótesis a partir de la experiencia pasada y prueba de la probable solución. Como veremos en la próxima entrada, algo similar a los pasos del sistema de empresas o del ciclo de programa.
La semana próxima retomaremos a partir de este planteo de Dewey.
Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao

viernes, 9 de julio de 2010

El adulto como mediador del aprendizaje

De lo visto la semana pasada, sacamos en limpio que las convicciones que transmite son:
  • Entiende al método scout como un ‘Gran Juego’.
  • Se apoya en el concepto de ‘juego social’ (para ver una ampliación de lo reseñado en la entrada anterior, podemos buscar en los Documentos Básicos 1 y 2 – Apuntes para el Juego Scout).
  • Presenta los valores de manera atractiva y ayuda a los jóvenes a identificarse con ellos.
  • La imaginación y basarse en los intereses de los jóvenes son dos elementos fundamentales del juego social y, por lo tanto, del ‘juego scout’.
Llegados a este punto, quiero hacer un paréntesis para rescatar un concepto que me señalara quien fuera mi Jefe de Tropa Scout, Patricio 'Tero'.
Lev Vygotsky fue un psicólogo bielorruso, uno de los más destacados teóricos de la psicología del desarrollo, descubierto y divulgado por los medios académicos del mundo occidental en la década de 1960.
Este psicólogo postula la zona de desarrollo próximo como la diferencia entre las habilidades que posee un joven y lo que puede llegar a aprender a través de la guía o apoyo que le puede proporcionar un adulto o un par más competente.
Este concepto tan baden-powelliano se basa en el desarrollo del potencial de cada joven.
Un primer nivel, el desempeño actual, consiste en trabajar y resolver tareas o problemas sin la ayuda de otro, este nivel basal es comúnmente evaluado en las escuelas.
El nivel de desarrollo potencial es el nivel de competencia que el joven puede alcanzar cuando es guiado y apoyado por otra persona.
Vygotsky llama “andamiaje” a la idea de que un referente significativo medie entre la tarea y el joven.
Como hemos visto al analizar el concepto de grupo primario en el aprender haciendo, ese referente puede ser un par -como un compañero de su patrulla o equipo- o también un adulto – como su dirigente -.
La semana próxima veremos como B-P y los "Woodcraft Indians" de Ernest Thompson Seton plantean 100 años atrás, y sumando a la idea de Vygostky recién referida, la pertenencia a pequeños grupos y la progresividad del programa.
Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao

sábado, 3 de julio de 2010

El carácter educativo del juego y el adulto como facilitador

El carácter educativo del juego que marcamos en la entrada anterior está acentuado por la intervención del adulto como facilitador de la presencia de los elementos citados (acción, imaginación, asociación, responsabilidades, reglas y espacio) y la interrelación entre ellos.
Como marcamos la semana pasada, el juego está en la base de nuestra propuesta educativa a lo largo de las diferentes ramas y no es algo exclusivo de los niños:
  • Los jóvenes realizan aprendizajes significativos cuando tienen la oportunidad de explorar el medio en que se desenvuelven.
  • La forma privilegiada de aprendizaje se da por medio del juego.
  • La misión del Equipo de Dirigentes es servir de facilitadores de ese juego.
  • El protagonista del juego es el joven, con sus características, necesidades e intereses.
  • Resulta fundamental, entonces, que el Equipo de Dirigentes conozca las características del grupo de edad en el cual trabaja, tanto en general como en particular.
  • El/la joven se desarrolla en un ambiente determinado, el cual también debe ser conocido por los dirigentes, tanto en lo más cercano al joven (hogar, barrio, escuela), como en lo más lejano a él (ciudad, provincia, región).
  • Los jóvenes crecen en la medida en que se interrelacionan con el medio a través del juego.
  • El Juego es el espacio de experimentación donde el/la joven aprende la realidad dentro de límites ciertos y adecuados.
  • Nuestro Proyecto Educativo acude a este concepto y lo llama Juego Scout, y en él basa los conceptos de Método Scout y de Programa de Jóvenes.
La semana próxima veremos cual es el rol que tiene el adulto como mediador de este juego y los conceptos de zona de desarrollo próximo y andamiaje.
Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao