viernes, 21 de septiembre de 2012

¿Hacia dónde va el Programa de Jóvenes del Movimiento Scout? (1)

Releyendo algunos apuntes sobre educación popular de Paulo Freire, encuentro presentes en el Programa de Jóvenes del Movimiento Scout ciertos elementos allí enunciados:
  • Optimismo pedagógico: debemos valorar al joven por su capacidad de crecer, no juzgando lo que es hoy, sino motivarlo por lo que puede llegar a ser. Debemos generar oportunidades para que cada uno pueda desarrollar sus capacidades, partiendo del optimismo pedagógico: ninguno es bueno o malo en algo para siempre, todos podemos aprender.
  • El estilo de interacción del Movimiento Scout es participativo y democrático: por eso hablamos de una construcción compartida donde los jóvenes sean quienes seleccionan y evalúan las actividades que realizan.
  • Énfasis en el proceso, más allá del resultado inmediato: Toda actividad debe ser evaluable por los propios jóvenes que la protagonizan y sus dirigentes adultos que los acompañan. En el momento de la evaluación, debemos hacer hincapié en el proceso de aprendizaje y no en el resultado inmediato que se obtenga al finalizar una actividad concreta.
  • Separar autoridad de criterio de verdad: en el Scoutismo los jóvenes deben asumirse como protagonistas de su aprendizaje y contar con oportunidades para formar su opinión personal, al poder compartir la de otros, respetando las diferencias, los saberes previos, en cualquier tema que se hable, sin sentir que una determinada opinión se deba adoptar como única válida, como la mejor e incuestionable. Los voluntarios adultos tenemos la responsabilidad como educadores de señalar que el otro siempre tiene algo para compartir en un proceso en que todos aprenden y enseñan.
  • Apuntalar la capacidad crítica: es la libertad de pensar, de elegir y construir desde uno mismo una opinión, una idea. Para eso por ejemplo, es necesario dudar, analizar y después de haber pensado sobre ello recién entonces emitir un juicio.
  • Desarrollar el “buen sentido”: es fomentar espacios para que los jóvenes confronten su vida cotidiana con aquello que la sociedad pretende imponernos como discurso dominante. 
La semana próxima seguimos señalando otras características más.
Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao
Publicar un comentario