sábado, 18 de abril de 2009

La Promesa Scout es un compromiso voluntario

El texto de la Promesa Scout es simple y breve y expresa una adhesión voluntaria a los 3 principios del Movimiento Scout:
Yo (...), por mi honor prometo hacer cuanto de mí dependa para cumplir mis deberes para con Dios, la Patria, con los demás y conmigo mismo, ayudar al prójimo y vivir la Ley Scout.
La Promesa Scout es un compromiso voluntario que cada joven hace ante un grupo de pares cuando él o ella eligen unirse al Movimiento. Al formular la promesa Scout el joven reconoce que conoce la ley Scout y realiza un compromiso personal de hacer todo lo que de él dependa para vivir según este código de vida.

A través de la promesa, el joven acepta la invitación del Movimiento Scout para desarrollarse a través de una decisión voluntaria de vivir la ley Scout y asumir la responsabilidad de esa decisión a través del esfuerzo personal.
El formular la promesa es el primer paso simbólico en el proceso de auto-educación. Formular la promesa no implica que el joven haya demostrado ser un "perfecto" Scout. Es un punto de partida, no la línea de llegada.
El hecho de prometer "hacer todo lo que de mi dependa" se refiere a hacer un esfuerzo personal acorde a la magnitud de la capacidad del joven. Desde una perspectiva educativa, el esfuerzo es tan importante como el logro del objetivo. El esfuerzo es personal, y el progreso sólo puede evaluarse en términos de cómo el joven era antes.
Al formular la promesa frente a sus pares, el joven hace público su compromiso. Esto no sólo hace "oficial" su compromiso personal, sino que también simboliza un compromiso social frente a los otros miembros del grupo. Por su presencia, sus compañeros le muestran al grupo que ellos le reciben como un miembro.
La semana próxima profundizamos cómo se vive en el Grupo. Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao


Más material sobre el Programa de Jóvenes en el Movimiento Scout:

Publicar un comentario