sábado, 28 de enero de 2012

El desarrollo espiritual desde los Objetivos Educativos del Movimiento Scout (1)


En la progresión de los Objetivos Educativos a través de los grupos de edad el Movimiento Scout acompaña a cada joven a transitar un camino que comienza, a veces, con una fe recibida en su infancia para llegar a una fe personal que sea asumida en forma adulta a través de sus conductas y sus acciones cotidianas. 

Descubrir a Dios en los demás, en los que necesitan de nosotros, en la naturaleza y en nuestra comunidad es lo que le da sentido al aprender haciendo a través del servicio y a la elección de cada uno de los proyectos, empresas y buenas acciones que se dan naturalmente en cada grupo de edad.

Pero el Movimiento Scout invita a integrarse a una comunidad creyente y, a la vez, a no encerrarse en la defensa de la propia fe sino descubrir la tolerancia, el interés, la comprensión y el diálogo interconfesional.

Los Objetivos Educativos del Movimiento Scout proponen 5 líneas de trabajo:
  1. Busca siempre a Dios en forma personal y comunitaria, aprendiendo a reconocerlo en los hombres y en la Creación.
  2. Adhiere a principios espirituales, es fiel a la religión que los expresa y acepta los deberes que de ello se desprenden.
  3. Practica la oración individual y comunitaria como expresión del amor a Dios y como medio de relacionarse con El.
  4. Integra sus principios religiosos a su conducta cotidiana, estableciendo coherencia entre su fe, su vida personal y su participación social.
  5. Dialoga con todas las personas cualquiera sea su opción religiosa, buscando establecer vínculos de comunión entre los hombres.

En la próxima veremos cómo estas 5 líneas de los Objetivos Educativos del Movimiento Scout se traducen a propuestas para los jóvenes.

Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao
Publicar un comentario