viernes, 10 de agosto de 2012

¿Hacia dónde van los Scouts? (2)


No suelo comentar títulos de los periódicos, pero hoy me llamó la atención que la Encuesta Permanente de Hogares del Instituto Nacional de Estadísticas señala que la población de argentinos de 15 a 24 años que no estudian ni trabajan creció de 846.000 en 2003 a 993.000 en 2010, lo que representa un aumento del 17%.

Señalo el dato porque la tasa de desempleo de la población económicamente activa en la Argentina en 2003 superaba el 20%, en el 2010 ya había bajado al 7,3% y para el último trimestre de 2011 bajó a apenas 6,7%.

La noticia pone claramente a la vista que la juventud es un sector de la población muy vulnerable tanto en su inclusión en el trabajo como en la educación.

Este es un fenómeno que sucede en todo el mundo, y tiene mucho que ver con la dinámica del mercado de trabajo actual, que no crea mano de obra y que suma modernización productiva y nuevas tecnologías que buscan ahorrar mano de obra. Sumado a ello, los pocos puestos de trabajo que se crean, exigen mucha calificación y los jóvenes quedan afuera.

Respecto de la educación, el Compendio Mundial de la Educación 2011 de la UNESCO señala que la mitad de los alumnos argentinos que ingresa a la secundaria no la termina. También son similares las bajas tasas de graduación en otros países de América latina como Costa Rica, Paraguay, Ecuador, El Salvador, México, Panamá y Guatemala.

El Movimiento Scout debe estar atento a estos desafíos, ya que seguramente desde sus proyectos y servicios puede ayudar a construir un mundo mejor desde la acción cotidiana (por ejemplo: clases de apoyo escolar o talleres de capacitación en oficios que faciliten una salida laboral).


Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao
Publicar un comentario