viernes, 19 de octubre de 2012

El sentido de lo que hacemos en el Movimiento Scout (1)


Hoy los invito a que en la próxima reunión del Consejo de Grupo (o del Equipo distrital) le dediquen un tiempo a pensar juntos por el sentido de lo que hacemos.
Tal vez pueda iniciarse la conversación con preguntas del estilo de:
  • ¿Para qué está mi Grupo en el barrio?, 
  • ¿por qué determinado dirigente que conozco se acercó al movimiento? 
  • ¿Qué es lo atractivo que ven otros voluntarios adultos desde afuera para acercarse? 
  • ¿Qué los decepciona cuando están adentro para irse?
¿A qué viene todo esto?
Muchas veces mencionamos la Observación, Supervisión y Animación territorial, lo que llamamos 'Habilidades de OSA', pero poco tiempo le dedicamos en nuestras reuniones a la supervisión.
Necesitamos dar capacitación a los dirigentes de distrito para que acompañen en el territorio a los Grupos, necesitamos capacitar Auxiliares Distritales de Rama y Asistentes de Programa que reflexionen junto a los dirigentes de grupo si en verdad están acertando el camino.
Principalmente tenemos que recuperar el hábito de la reunión periódica del Equipo distrital de rama.
Ese es el mejor espacio para compartir las dificultades que cada uno encuentra en la aplicación del método y el programa en su grupo.

¿Por qué?
Porque es muy probable que mi vecino haya encontrado una solución novedosa a una dificultad que yo no tengo idea de cómo 'entrarle'.
Y es más probable que la respuesta adecuada la encuentre en el Grupo vecino y no en un "manual de rama" escrito a nivel general para todo el país que no puede abarcar los detalles más propios de mi realidad.
Necesitamos capacitar en nuestros distritos y zonas a dirigentes 'con poder de expertos' que lideren equipos, para que organicemos 'actividades de referencia' que no sean las mismas que hace un Grupo en su campamento de grupo, porque si la única diferencia entre una actividad de grupo y una actividad distrital o zonal es la cantidad de gente estamos estafando a los grupos que asisten.
Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao
Publicar un comentario