domingo, 15 de septiembre de 2013

El Movimiento Scout en breves videos 6: El aprender haciendo



En "Escultismo para Muchachos", B-P presenta la idea de aprender por la acción.
"La auto-educación, es decir, lo que un joven aprende por él mismo, es lo que lo va a acompañar y guiar después en la vida, mucho más que algo que se le impone a través de la instrucción por un maestro".
Esa es la raíz del aprender haciendo: lo que uno aprende haciéndolo se encarna más profundo y por más tiempo que lo que te pueden contar otros en una charla o en un salón de clases.
La actividad educativa es el medio por el cual el joven experimenta y saca una enseñanza.
Aprender haciendo es ser protagonista y no destinatario del programa del Movimiento Scout.
El joven no es un espectador, es el que elige las actividades que desea realizar y se pone de acuerdo con los demás para llevarlas adelante.
La elección de las actividades se realiza a través de una constante "ida y vuelta" entre acción y reflexión, tanto personal como en los pequeños grupos y en la sección.
Esa "ida y vuelta" son las asambleas, los consejos de cogobierno y los "juegos democráticos".
Y esa novedad propia del Movimiento Scout, ese proceso de elegirlas, organizarlas, realizarlas y evaluarlas es la mejor forma de aprender y de adquirir habilidades y conocimientos útiles para la vida.
B-P decía que "el adulto le transmite al joven el ansia de aprender por sí mismo, sugiriéndole ideas de actividades que le resulten atrayentes y que el joven realizará hasta que la experiencia le diga que están bien hechas"
"El principio que mueve al Movimiento Scout es estudiar las ideas del joven y animarlo a que se eduque por sí mismo en lugar de esperar a recibir instrucción".
En resumen aprender haciendo es:
+ Educar en el "aprender a aprender",
+ Adquirir habilidades y conocimientos útiles para la vida (y no solamente para los Scouts),
+ Entender todos los pasos del proceso como educativo, desde la propuesta de actividades hasta su evaluación y,
+ Confiar en los jóvenes.

sábado, 7 de septiembre de 2013

El Movimiento Scout en breves videos 5: La Ley y la Promesa Scout



La adhesión voluntaria a un decálogo de valores expresados en la Ley y Promesa Scout es el núcleo de la propuesta scout.
El Movimiento Scout presenta un ideal de persona, un modelo claro y comprensible de valores que representan un desafío para los jóvenes.
La Ley, también llamada en sus orígenes Código de Honor, es un decálogo.
La Ley no expresa prohibiciones, sino que presente proposiciones positivas.
Cada joven va descubriendo progresivamente esos valores y haciéndolos suyos al participar en las actividades. 
La Promesa es otro hallazgo educativo de B-P.
Es una fórmula de adhesión personal, libre y voluntaria.
No es una etapa fija ni un requisito de la progresión.
Es un compromiso personal que cada joven decide cuanto se siente en condiciones de formularlo.
Ese compromiso se hace ante el resto de su comunidad cercana, no para que lo juzguen si falla, sino para que lo apoyen y acompañen ante cada desafío.
A la Ley se la llamaba Código de Honor porque el honor del Scout es cumplir la palabra empeñada.
Y, por eso, la Promesa empieza diciendo "Por mi honor prometo..."