sábado, 11 de abril de 2015

¿CUÁL ES EL OBJETIVO DE LA ANIMACIÓN TERRITORIAL DE PROGRAMA?

Hemos señalado que el objetivo es el mejoramiento de la calidad del programa.

¿Cómo se relaciona la calidad y el programa?

El programa es de calidad cuando satisface tanto las necesidades de los jóvenes como las demandas socioculturales de la comunidad en la cual se desarrolla.

Sabemos que siempre hay una distancia entre el ideal de nuestro Proyecto Educativo y las prácticas cotidianas de nuestros Grupos Scouts. 
Esta distancia requiere que NO nos conformemos con lo que hay, sino que nos esmeremos en achicar esa brecha.

La animación territorial debe generar los espacios para que reflexionemos sobre las prácticas de nuestros grupos y, a partir de ello, superarnos y mejorarlas.
Esos espacios de reflexión deben facilitar el intercambio de saberes entre los actores que intervienen en la animación territorial del programa, es decir entre los educadores scouts de cada unidad, los equipos de soporte y animación territorial, los formadores y demás participantes.

 

¿Dónde se realiza la animación territorial?


El mejorar las prácticas educativas en los Grupos Scouts no nos limita a ese espacio local.
La animación territorial es una tarea que permea, que se "derrama" desde el Equipo Nacional hacia la Zona, desde la Zona al Distrito y, desde el Distrito al Grupo.
Es decir, que se realiza en los diferentes niveles territoriales según la estrategia de animación que impulsemos. 
Por ejemplo, el equipo de una Zona puede elegir un Distrito, algunos o el conjunto de todos los Distritos, un grupo de edad a nivel Distrital o de toda la Zonal o las relaciones entre una Rama y otra.

¿Cómo se realiza la animación territorial de programa de jóvenes?

No hay una receta magistral ni tampoco una única forma de realizar la animación territorial. 
Pero lo importante es que, cualquiera sea la opción que elijamos, siempre observemos el siguiente "estilo de animación":
  • Que esté de acuerdo con el Proyecto Educativo del Movimiento Scout: es decir, que considere el perfil de persona, los valores y el Método Scout.
  • Que sea activa e incentive la participación de los actores en el proceso de animación. Es decir, que considere a todos en la mejora de la calidad del programa.
  • Que promueva la reflexión crítica de situaciones y conceptos. Es decir, que el animador territorial ayude a los educadores scouts a reflexionar sobre sus prácticas educativas y el concepto "acá siempre se hizo así".
  • Que favorezca el encuentro y el diálogo. Es decir, que el servicio de apoyo se base en un vínculo de respeto y valorar al otro.
  • Que sea de acompañamiento. No es imponerle al otro nuestra visión, sino caminar juntos hacia una meta y, durante esa marcha, descubrir lo valioso del otro y aprender mutuamente.
Siempre listo, rodrigo
Rodrigo González Cao

Más material sobre el Programa de Jóvenes en el Movimiento Scout:
Publicar un comentario