lunes, 17 de octubre de 2016

La participación juvenil es la base de la propuesta del Movimiento Scout

En la propuesta del Movimiento Scout diferenciamos dos niveles:

  • La distribución de roles de los jóvenes dentro del “pequeño grupo” (patrulla, equipo) y 
  • la cooperación entre dichos pequeños grupos en la sección como “grupo secundario” que los federa en un espacio compartido.

El encuentro de ambos niveles solamente es posible a partir del funcionamiento de los consejos y organismos de rama.

En el consejo del pequeño grupo (consejo de patrulla, consejo de equipo) los jóvenes se apoyan mutuamente en su crecimiento y lo hacen en un espacio propio donde no intervienen los adultos. 
En este espacio desarrollan sus habilidades de cooperar y de liderar.

En los organismos de la sección (asambleas y consejos de sección) se encuentran los representantes de los pequeños grupos, se complementan los diferentes intereses y se acuerdan acciones conjuntas.

Este doble juego de espacios democráticos es lo que llamamos un sistema de participación juvenil y, claramente la correcta aplicación del sistema de patrullas es la herramienta primaria para la participación de los jóvenes en el Movimiento Scout.

Dicha participación protagónica de los jóvenes no es una concesión graciosa de los adultos, sino que es la base sobre la cual Baden-Powell construyó la propuesta del Movimiento Scout.

En síntesis podemos resumir en una oración que:
El Movimiento Scout es un movimiento de jóvenes, apoyado por adultos; no es solamente un movimiento de jóvenes organizado por adultos. 

Es decir, el Movimiento Scout ofrece una comunidad de jóvenes “que aprende” y adultos comprometidos con ellos en un patrocinio de entusiasmo y experiencia.
Siempre listo, rodrigo. 

Rodrigo González Cao 

Más material sobre el Programa de Jóvenes en el Movimiento Scout:

Publicar un comentario en la entrada