sábado, 26 de junio de 2010

Un programa de actividades que incluya juegos

Antes de comenzar, queremos hacer una advertencia: los programas de actividades de todas las edades deben incluir juegos.
Es decir, los juegos no son solamente para los más pequeños.
Al releer los libros de Baden-Powell encontramos que escribió:

“Todo el programa fue planeado bajo el principio de ser un JUEGO educativo; una recreación en la que el joven sería llevado a auto-formarse.”
“El Movimiento Scout es un juego de jóvenes, dirigido por ellos mismos y, para el cual los ‘hermanos mayores’ pueden proporcionar a sus ‘hermanos menores’ un ambiente sano y, animarlos a entregarse a aquellas actividades saludables que conducen a
despertar las virtudes de CIUDADANÍA.”

Dominique Bernard en su libro "Baden-Powell hoy" nos señala que el Fundador del Movimiento Scout dedujo el Método Scout de la observación del juego social espontáneo:

  • ASPECTO DEL JUEGO SOCIAL -> PRESENTE EN EL JUEGO SCOUT
  • TODO JUEGO ES ACCION -> Las actividades educativas, el proyecto, el servicio. Aprender haciendo
  • VIVIDO CON IMAGINACION -> Un marco simbólico
  • CON OTROS, ASOCIANDOSE -> El sistema de patrullas, los consejos y órganos de gobierno de rama
  • EN DONDE HAY RESPONSABILIDADES -> Roles (Guía, secretario, cocinero, etc.)
  • CON REGLAS -> La Promesa y la Ley
  • EN UN ESPACIO -> Un lugar privilegiado: la naturaleza. Pero también un territorio como la comunidad, el Grupo Scout, etc.

La semana próxima veremos cual es el rol que tiene el adulto como facilitador de este juego.

Siempre listo, rodrigo

Rodrigo Gonzalez Cao

domingo, 20 de junio de 2010

Programas progresivos

En la entrada anterior pusimos el acento en que las actividades variadas deben estar basadas en los intereses de los jóvenes, pero no queremos seguir avanzando sin reflexionar sobre la parte inicial de este elemento del Método Scout: que el programa sea progresivo.
La Carta de los Scouts de Argentina parte de la convicción que toda persona está llamada a ser libre, a desarrollarse plenamente y a ser responsable de su desarrollo.
Entonces, cada actividad que realizamos es un llamado a crecer porque propone un desafío e invita a plantearse metas y compromisos, según la edad, con el fin de desarrollar la vocación personal.
El proponerse objetivos personales a lograr, motiva al joven a esforzarse por alcanzar un conjunto de conductas deseables.
Estas conductas están pensadas para orientar el crecimiento hacia un perfil final deseado que se espera que logren alrededor de los 21 años.
Esos objetivos comprenden todos los aspectos de la personalidad, y para facilitar su trabajo se los agrupa en 6 áreas de crecimiento: corporalidad, creatividad, carácter, afectividad, sociabilidad y espiritualidad.
De acuerdo al principio de aprendizaje por la acción, que ya hemos analizado, para lograr los objetivos los jóvenes realizan actividades, que son propuestas y elegidas por ellos mismos en base a sus intereses, y que desarrollan y evalúan con el apoyo de los dirigentes.
Las actividades permiten que los jóvenes tengan experiencias personales que contribuyen a incorporar en su comportamiento las conductas deseables propuestas por los objetivos.
De esta manera, las actividades cubren campos de acción muy diversos cuyo único denominador común es que son atrayentes para los jóvenes porque ellos mismos las eligen.
La tarea del dirigente es convertir esa actividad en una experiencia de aprendizaje.

Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao

sábado, 12 de junio de 2010

Actividades variadas basadas en los intereses de los jóvenes

Según la Política Mundial de Programa del Movimiento Scout (Conferencia Scout Mundial, París, 1990) el Programa de Jóvenes es el proceso progresivo de educación y desarrollo personal que cubre la experiencia en el Movimiento Scout con el objetivo que los jóvenes sean mejores ciudadanos y, en su forma más básica, comprende la totalidad de lo que hacen (las actividades), cómo lo hacen (el método scout) y la razón por la cual lo hacen (el propósito).
Más allá de dicha definición de programa, los que saben diferencian este elemento del Método Scout del programa del Movimiento Scout en un sentido estricto.
Nosotros, en esta reflexión, no vamos a entrar en tal nivel de estrictez. Además, como hemos enunciado en la entrada previa, este elemento del método pone su énfasis en que las actividades que se realicen sean variadas y se basen en los centros de interés de los participantes.
Es decir, la selección de actividades debe ser con participación de los jóvenes según la propuesta de cada rama, como veremos luego al analizar la estructura.
La variedad de actividades debe dar respuesta a las necesidades, intereses y proyectos personales de cada uno de los integrantes de cada uno de los Grupos Scouts. Además debe considerar las distintas realidades en las cuales se aplica: diferentes situaciones y medios sociales, geográficos y económicos.
Este conjunto de actividades variadas debe ser un espacio donde los jóvenes experimenten de acuerdo a sus necesidades de crecimiento y en relación al medio en donde se desenvuelven.
Por ello, la variedad significa, además de no repetir siempre las mismas actividades, considerar la realidad de la persona, del grupo, y de su medio y estar atentos a los cambios que se producen, otorgándole a los jóvenes oportunidades de poner en juego la realidad, descubrirla, y en ese juego crecer como personas.
Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao

sábado, 5 de junio de 2010

Programas progresivos y estimulantes de actividades variadas basadas en los intereses de los participantes, incluyendo juegos, habilidades útiles y...

Programas progresivos y estimulantes de actividades variadas basadas en los intereses de los participantes, incluyendo juegos, habilidades útiles y servicios a la comunidad, teniendo lugar mayormente al aire libre en contacto con la naturaleza:
Este cuarto elemento (para algunos el quinto elemento, no por la película de Bruce Willis, sino porque consideran aparte la guía de adultos) en el cual nos detendremos un poco es difícil de resumir (tanto que no pudimos ponerlo completo en el título de esta entrada).
Es injusto decir que se trata solamente de programas progresivos y estimulantes, porque estaríamos olvidando que el secreto de ese atractivo es que se componen de actividades variadas.
Pero aún así nos faltaría una parte del relato, porque esas actividades variadas no las saca el dirigente de la galera, sino que surgen de los intereses de los jóvenes. Y aquí vuelve a aparecer algo que ya analizamos, los jóvenes seleccionan esas actividades basadas en sus intereses a partir de un proceso participativo en la toma de decisiones y, en la organización, ejecución y evaluación de dichas acciones.
Pero además tres ejes identifican la preferencia de dicha selección: juegos, habilidades útiles y servicios a la comunidad. Estos tres grupos de actividades son el corazón del programa de actividades, lo que lo vuelve atractivo y, a la vez, propio del Movimiento Scout.
Sin embargo, el condimento que le da un gusto único a estos ingredientes es el remate de la frase: teniendo lugar mayormente al aire libre en contacto con la naturaleza.
Habiendo enunciado la complejidad de este elemento, iremos ahora poco a poco analizando cada una de sus partes.
Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao