sábado, 12 de mayo de 2012

Un programa de desarrollo espiritual en cada encuentro scout


La presencia concreta y explícita del desarrollo espiritual en el programa de cada encuentro scout nace de la concepción integral de la educación que tienen el Movimiento Scout.
De la misma manera que el programa contempla los aspectos físicos, intelectuales o sociales, también debe facilitar que los jóvenes participantes reciban la posibilidad de desarrollarse espiritualmente.
No alcanza con montar un oratorio o un bosque de la oración en un lugar apartado del ruido o contemplar el horario de un servicio religioso en la programación del fin de semana.
Es importante no dar por hecho la práctica religiosa de ningún grupo y mantener el equilibrio entre la libertad de las personas y el respeto de las tradiciones y prácticas respectivas. 
El programa para el desarrollo espiritual de los participantes debe tener en cuenta las necesidades de desarrollo espiritual y la gran diversidad de comunidades de fe representadas.
El programa de desarrollo espiritual debe ayudar a los participantes a desarrollarse en el plano espiritual tanto como en el físico y social mediante su participación en la actividad. 
Podemos proponer algunos objetivos y metas en particular como los que indicaremos en las semanas próximas. 
Deben concebirse siempre como un complemento a los objetivos educativos más amplios del desarrollo espiritual:
  • Acogida: bienvenida e integración; 
  • Asombro: capacidad de maravillarse; 
  • Acción en equipo; 
  • Oración y reflexión y 
  • Celebración. 
Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao
Publicar un comentario