lunes, 2 de febrero de 2009

El Scout defiende y valora la familia

En el "Manual del Lobato" leemos que el método pedagógico del Movimiento Scout consiste en educar de adentro para afuera, en vez de instruir de afuera para adentro.

Por eso, Baden-Powell dedica parte del escollo "mujeres" de su libro "Roverismo hacia el éxito" a las responsabilidades que se adquieren al formar una familia:

"Sean inteligentes al elegir a la pareja que será su esposa 'para bien o para mal', sean más bien aptos para que el rosado amanecer perdure en vosotros. Porque luego llegarán nubarrones y deben estar preparados para ello, esto es lo que quiero decir por ser inteligente. Habrá tiempos de apuros y pequeñas dificultades con las que no se habían enfrentado antes. Antes de formar una familia solamente hacían cosas para ustedes, ahora tendrán que posponer vuestro yo y hacer cosas para vuestra esposa y, más tarde, para vuestros hijos".


Baden-Powell pone mucho énfasis en la educación para el amor porque considera que es la fuerza capaz de unir con estabilidad a un hombre y una mujer y construir una familia que forma personas.
En "Roverismo hacia el éxito" remarca:

"Parte de vuestra responsabilidad como padres será enseñar a vuestros hijos a crecer sanos".


En sus escritos la familia es concebida como una matriz humanizadora que da contención a las personas.

Cuando Baden-Powell desarrolla en su libro la responsabilidad de la paternidad y refiere a las cartas de "A Selfmade Merchant's Letters to his Son" propone a los jóvenes construir su familia con base en respeto por la dignidad del sexo complementario.
Los Scouts creemos que la familia es la raíz integradora de la comunidad.
Hoy vivimos situaciones sociales de injusticia donde la desigual distribución de los ingresos, el abismo entre “ciudadanos" y “excluidos” y el énfasis en el individualismo impactan en la vida de las familias.
Esos impactos producen crisis de los vínculos familiares.
Debido a estas crisis de los vínculos familiares, surgen nuevos modelos de familia.
Es posible que a tu Grupo Scout concurran jóvenes que no integran una "familia tradicional" con madre, padre y hermanos de los mismos padres.
Lo importante es transmitirles la importancia de tener un proyecto de vida, de respetar a la pareja que elijan y, si deciden en el futuro formar una familia y tener hijos brindarles el cariño y la atención que se merecen esas vidas que traerán al mundo.
Espero no haber sonado muy a sermón.
Les dejo planteado el tema para que lo conversen en sus Grupos Scouts.
Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao
Publicar un comentario