domingo, 26 de abril de 2009

¿Cómo se vive la Promesa en el Grupo Scout?

La manera de explicar la promesa a los jóvenes es importante. No sirve aprender de memoria los 10 artículos de la Ley y el texto de la Promesa.
Debemos explicarles qué significa formular su promesa:
  • que ellos están dando su palabra libremente y,
  • que ellos están dando su palabra para dar lo mejor de sí para hacer todo lo posible en cuanto de ellos dependa.

Debe presentarse como un paso importante en su vida scout, pero no deben sentir temor o estar nerviosos.

Desde la perspectiva de un joven, el formular la promesa Scout no es simplemente reflexionar sobre si el código de vida le parece razonable o no. Es también una decisión para continuar tomando parte en actividades con los jóvenes que él o ella han conocido.

Hasta que formula su promesa Scout, es más o menos un “visitante del Movimiento Scout” y no puede experimentar la riqueza que el Movimiento Scout le puede ofrecer. Además, la presencia prolongada de "visitantes" (i.e. aquéllos que simplemente regresan de vez en cuando para las actividades) es disociador para los jóvenes que están comprometidos con el Movimiento Scout, con los proyectos del grupo y con la vida de grupo.

El formular la promesa es un acto personal de compromiso. La tarea del dirigente, por consiguiente, es animar al joven, pero no forzarlo antes que esté listo para formularla, ni tampoco detener el derecho de formularla, ni tampoco ignorar todos los factores en juego.

Una manera simple de animar a los jóvenes sería proponer varias fechas en un periodo de varios meses.

El dirigente debe buscar que el momento de formulación de la promesa sea significativo para el joven: por ejemplo, una ceremonia pequeña al final de un campamento.

Siempre listo, rodrigo

Rodrigo Gonzalez Cao

Publicar un comentario