domingo, 14 de junio de 2009

El joven: de destinatario del programa a protagonista

Ser protagonista es mucho más que ser el destinatario del programa del Movimiento Scout.
Ser protagonista de su propia educación es tener la posibilidad de elegir libremente las actividades que desea realizar.
Pero estas elecciones no realizan por capricho o de cualquier manera. Es una educación para la vida democrática a través de juegos, asambleas y consejos de cogobierno.
Estas elecciones se realizan a través de una constante dinámica de acción-reflexión, personal y en grupo, donde cada uno va adquiriendo experiencias, descubriendo los valores vividos e integrando nuevos aprendizajes.
La actividad educativa es el medio por el cual el joven experimenta y saca una enseñanza, convirtiéndose en protagonista de su propia educación. Según la edad, el juego y el aprender a través de la práctica son la manera privilegiada de aprehender la realidad y de adquirir habilidades y conocimientos útiles para la vida.
Pero además debe tener la posibilidad de elegir las actividades que desea realizar.
Para cerrar les dejo otras dos ideas de Baden-Powell sobre cómo aprender:
“El dirigente transmite al joven el ansia de aprender por sí sólo, sugiriéndole actividades que le sean atrayentes y, que desempeñará hasta que la experiencia le diga que están bien hechas.”
“El principio que mueve al Movimiento Scout es estudiar las ideas del joven y animarlo a que se eduque por sí sólo en vez de esperar a recibir instrucción.”
En resumen la auto-educación para B-P es:
  • Educar en el “aprender a aprender”.
  • Un sistema de objetivos educativos para la vida y no sólo para el Movimiento Scout.
  • Revalorizar la riqueza de la educación no formal.
  • La auto- educación como proceso y meta.
  • Confiar en cada joven.

Siempre listo, rodrigo

Rodrigo Gonzalez Cao
Publicar un comentario