domingo, 19 de julio de 2009

Aprender jugando

La pedagogía del Movimiento Scout está basada en el juego.
El juego es un fenómeno social que intermedia espontáneamente en el intercambio entre los jóvenes.
El juego es la forma en la cual exploramos el mundo que nos rodea.
A través del juego descubrimos nuestras posibilidades y limitaciones y nos ponemos a prueba.
El juego nos ofrece oportunidades de crecimiento y genera espacios de expresión, creación, imaginación y aprendizaje.
El juego es el intermediario que relaciona a los jóvenes con su medio.
Conocer a ambos es la tarea del dirigente scout y, el juego es una herramienta educativa privilegiada para abordarlos.
El Proyecto Educativo de Scouts de Argentina basa en el juego los conceptos de Método Scout y de Programa de Jóvenes.
El Programa de jóvenes es como el juego, un mediador entre la persona y su medio, un espacio de experimentación.
“Baden-Powell dedujo el método pedagógico del Movimiento Scout de la observación del juego social espontáneo. Se encuentran en él los mismos elementos: acción, imaginación, asociación, papeles y reglas. Su carácter educativo está en él, acentuado por las propuestas que hace el educador, por las cuestiones que suscita. Pero el juego es la trama de la pedagogía scout con variantes a lo largo de las diferentes edades.”

“Los jóvenes crecen en la medida en que se interrelacionan con el medio a través del juego. El Juego es un espacio de experimentación donde las personas aprenden su realidad. Un espacio que ofrece posibilidades de explorar dentro de límites ciertos y adecuados.”
Ya Baden-Powell definía al Movimiento Scout como un gran juego.
La característica esencial del Juego Scout es que permite equivocarse sin que esto implique un castigo.
El Programa Educativo debe permitir la experimentación.
Siempre listo, rodrigo

Rodrigo Gonzalez Cao
Publicar un comentario