domingo, 25 de octubre de 2009

La aplicación del método scout crea en el pequeño grupo un “campo de aprendizaje”

La semana pasada concluimos que el "aprender a aprender" no se adquiere escuchando charlas, sino viviéndolo en el pequeño grupo, donde todo es vida, pero que además de vivirlo necesitamos crear un “campo de aprendizaje”.
Ustedes se preguntarán: ¿“campo de aprendizaje”?, ¿qué es eso?, ¿es algo nuevo en el Movimiento Scout?
Claro que no, está presente en los primeros libros de Baden-Powell.
En el libro "Lecciones de la Universidad de la Vida" B-P explica:
"Si nosotros lo hubiéramos llamado como lo que es, una ‘Sociedad para la Propagación de los Atributos Morales’, los muchachos no se habrían acercado. Pero llamarlo el Scoutismo y darle al joven la oportunidad de volverse un explorador en potencia, realmente era otro par de zapatos."
Comienza llamándolo "Scoutismo", recordemos que Scouting en inglés significa exploración y B-P apela a la imaginación del joven y a la relación entre salir de campamento y vivir la aventura de explorar nuevos territorios para recrear una estructura estimulante, inmaterial pero real, que atraviesa la vida de grupo de una sección en todos los sentidos.
Esa estructura intangible es el "campo de aprendizaje" e influye en la conducta de todos los integrantes de la sección facilitando el aprendizaje.
Algunos me preguntarán: ¿cómo podemos construir un campo invisible e inmaterial?
Además de recordar la frase que Antoine de Saint Exupery pone en boca de "El Principito": "Lo esencial es invisible a los ojos", nosotros convivimos a diario con otros campos invisibles como los campos gravitacional o magnético, que aunque no los veamos, sabemos que siempre están porque experimentamos sus efectos.
Volviendo al Grupo Scout, ese campo intangible existe en cada sección en el "clima" o "ambiente" que crean las actitudes e interacciones entre los pequeños grupos y la sección.
Cuando un Guía de patrulla o Jefe de Equipo ejerce su liderazgo promoviendo en su pequeño grupo el mejor proyecto, distribuyendo las tareas entre todos, estimulando los esfuerzos individuales, pensando las eventualidades posibles, logrando que todos participen y opinen, observará en algún momento que los jóvenes parecen inspirados y que “las cosas se encaminan solas".
Sin que los jóvenes lo adviertan y ni siquiera sepan que el ambiente surgido de esos esfuerzos tiene ese nombre, han logrado sin embargo instalar un campo de aprendizaje.
El campo de aprendizaje está estrechamente relacionado con la vida de grupo: es la parte de ella que se refiere específicamente al aprendizaje.
Para crearlo y mantenerlo no es necesario hablar de él ni dictar charlas que lo expliquen. Basta aplicar el Método Scout y crear en la vida de grupo las condiciones mencionadas.
Sin embargo, algunos de los factores que interactuando entre sí generan un campo de aprendizaje, son los siguientes:
  • Percepción de desafío.
  • Interés expreso por el crecimiento personal de cada uno.
  • Reconocimiento oportuno de logros.
  • Espacio para la escucha.
  • Paciencia con los ritmos individuales de aprendizaje.
  • Inexistencia de críticas personales destructivas, castigos o medidas represivas.
  • Estímulos a la participación, la creatividad y la innovación.
  • Interacción continua.
  • Disposición de los líderes a aprender.
  • Conducción flexible y escasas “reglamentaciones” estrictas y rígidas.

La semana próxima veremos que, como el conjunto de objetivos educativos se refiere a todo lo que los jóvenes hacen en todas las dimensiones de su personalidad, su logro se dará a través de todo lo que hacen, tanto dentro como fuera del Movimiento Scout.

Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao

Publicar un comentario