sábado, 17 de octubre de 2009

Los jóvenes aprenden a aprender

En su libro "Guía para el Jefe de Tropa" Baden – Powell explica:

"Nuestro método de formación es educar desde dentro, en lugar de instruir desde fuera: ofrecer juegos y actividades que además de resultar atractivos para el muchacho, lo eduquen seriamente en el aspecto moral, mental y físico."

El principal hallazgo de B-P es que este aprendizaje desde el interior es vivido por los jóvenes casi sin darse cuenta a través de juegos y actividades atractivos.

Adelantándonos al próximo elemento del Método Scout que analizaremos más adelante (la pertenencia a pequeños grupos), en la medida que los guías de patrulla y jefes de equipo progresivamente asumen que su principal papel es mantener la “rueda” del aprendizaje en movimiento, el autoaprendizaje se convertirá en un modo de vida para los jóvenes.
Ya veremos luego que el fin del sistema de equipos es desarrollar las habilidades de cooperar y liderar, asignar el mayor número posible de responsabilidades al mayor número posible de jóvenes, construir mutuamente la autoestima y apoyarse conjuntamente en el crecimiento personal de cada uno de los integrantes de la patrulla o equipo.

Cuando esta forma de obtener experiencias de las actividades se vuelve consciente en las ramas mayores, los jóvenes no sólo aprenderán "cosas", sino que también aprenderán a aprender.

Esto es lo que hoy se conoce como “potencial de aprendizaje” o “metaprendizaje” y que Baden-Powell denominaba “autoeducación”.

En los sistemas educativos que se enfocan solamente en los contenidos, en el mejor de los casos se aprenden "cosas", pero se aprenden de forma estática, con la ilusión de que eso se aprendió para siempre.

Nuestra apuesta es por un sistema centrado en los procesos, donde se aprende de forma dinámica, porque se aprende a aprender.

Hoy en día, el mundo en el cual vivimos sufre cambios incesantes y de poco sirve centrar el aprendizaje sólo en los contenidos porque lo que hoy se aprende, mañana será obsoleto.

Esto abre todo un debate que supera a los pocos renglones de esta entrada, pero, a veces, nos preguntamos en el Consejo de Grupo ¿enseñamos clave morse? o enseñamos otra cosa que está detrás de ello.

Si nuestra opción es por los procesos, más allá de los contenidos puntuales, se está aprendiendo a aprender, a desaprender y a reaprender.

Entonces el desafío en el que debemos enfocarnos hoy es releer esas "tradicionales prácticas scouts" y saber encontrar los contenidos, o producirlos, en el momento en que se necesitan.

Por otra parte, si logramos aplicar el sistema de equipos en la rama en los términos que referimos unos párrafos antes, eso es lo que “debiera pasar” en cada patrulla o equipo en un proyecto o empresa.

Los procesos no se aprenden escuchando charlas ni haciendo pruebas. Se aprenden viviéndolos, por lo cual el equipo y la patrulla, donde todo es vida, son espacios privilegiados para aprender procesos.

Para que este aprendizaje ocurra y ocurra bien, necesitamos además crear un “campo de aprendizaje”.

Pero de eso nos ocuparemos la semana próxima.

Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao

Publicar un comentario