sábado, 16 de enero de 2010

Cambio en la conducta de “todo” el joven y aprendizaje “entre todos” los jóvenes

En este aspecto importante del sistema de patrullas que es la educación por los pares, hemos destacado que el grupo de pares puede tener influencias positivas o negativas y que el Movimiento Scout intenta inclinar esa balanza a través de un código de valores y un programa de instrucción en ciudadanía y aire libre.
Retomando asimismo algo que ya hemos comentado antes, el aprendizaje que se logra en el pequeño grupo está destinado a producir un cambio en la conducta, ya sea en términos de conocimientos (saber), de habilidades (saber hacer) o de actitudes (saber ser).
El Movimiento Scout anhela a lograr mucho más que un incremento de los conocimientos del joven, su principal propósito es promover el crecimiento interior de la persona en todos los aspectos que forman su personalidad: cuerpo, inteligencia, voluntad, afectos, solidaridad y espiritualidad. Es un aprendizaje integral de “todo” el joven.
Pero como cada uno aprende de una manera diferente, este crecimiento interior de cada joven se da a partir de un ambiente especial que promueve el escuchar, observar, preguntar, hacer cosas, investigar, reflexionar, autoevaluarse y ayudar a los demás a aprender. En consecuencia, el aprendizaje también es “entre todos”.
El aprendizaje entre todos en los pequeños grupos es esencialmente activo, en parte consciente y en parte inconsciente, y surge a partir de las actividades, las cuales marcarán las vivencias más profundas de los jóvenes.
Dichas vivencias se dan en tres planos:
  • Las actividades producen experiencias, cuya acumulación paulatina abona el crecimiento interior de la persona en todos los aspectos que forman su personalidad.
  • A través de la vida en común con el pequeño grupo, los jóvenes descubren e interpretan juntos la realidad y se proponen metas, que son en parte comunes y en parte individuales. En el avance de la progresión personal, los integrantes del pequeño grupo hacen las veces de tutores mutuos, que se asisten en su crecimiento personal, estimulan sus logros, refuerzan su autoimagen y se proponen cambios. En estos espacios es donde se desarrolla la capacidad de cooperar y de liderar.
  • Por medio de la planificación, ejecución y evaluación de actividades y proyectos. El método scout valora los errores como parte del proceso de aprendizaje, ya que no considera que éstos sean descréditos, sino oportunidades de ver lo que se habría podido hacer de modo distinto. Como vimos en una entrada previa al desarrollar el aprendizaje por la acción a través de las "especialidades" el error no se convierte en fracaso sino en aprendizaje por la contención que brindan los demás elementos del Método Scout y la concepción optimista de la naturaleza humana que expresó B-P en sus libros.
La semana próxima plantearemos como una ventaja del aprendizaje en el pequeño grupo es la respuesta oportuna en el momento preciso.
Siempre listo, rodrigo

Rodrigo Gonzalez Cao

Publicar un comentario