domingo, 10 de enero de 2010

La educacion por los pares

Previamente hemos afirmado que en el sistema de patrullas cada Scout tiene parte en el co-gobierno de esta sociedad entre jóvenes y adultos y, además tiene una parte en la responsabilidad de asegurar el bienestar de sus pares.
Vamos ahora a deternernos un poco en la educación por los pares, un concepto propio del sistema de equipos.
Para empezar, cuando hablamos de pares, nos referimos a que en el pequeño grupo la relación entre sus integrantes es mayormente igualitaria, lo que contrasta con las relaciones entre los adultos y los jóvenes, las que están asimétrica y verticalmente estructuradas. Esto permite que el equipo desarrolle la cooperación mutua entre jóvenes de edades cercanas.
Esta equidad atrae espontáneamente su interés y Baden-Powell lo utiliza para convertir al pequeño grupo en una comunidad de aprendizaje.
La educación por los pares es el eje de la progresión personal dentro del pequeño grupo porque “animadores” y “animados” conviven en un espacio cercano (la patrulla) y el nivel de interacción entre ellos es alto.
Por otra parte, a partir de la identificación, la influencia de los pares mueve a los jóvenes a hacer cosas que sus compañeros están haciendo.
El grupo de pares puede tener influencias positivas o negativas. Baden-Powell rescata las pandillas callejeras que veía en las calles inglesas un siglo atrás y les da un código de valores y un programa de instrucción en ciudadanía y aire libre para inclinar la influencia de los pares hacia lo positivo.
De ahí que la función de un joven como líder de sus pares (guía de patrulla) consiste en reforzar los aspectos positivos limitando los negativos.
El refuerzo de las tendencias positivas del grupo, se logra cuando ese líder del pequeño grupo reune algunas condiciones:
  • tener una edad cercana a la de los demás jóvenes del pequeño grupo que apoya;
  • ser visto como uno más del grupo y no como el representante o vocero de los adultos en el grupo;
  • ejercer una autoridad exenta de autoritarismos; y
  • estar capacitado para suministrar información u orientación pertinentes.
Más adelante nos dentremos en el rol del Guía de patrulla como líder del pequeño grupo, pero no queremos avanzar sin aclarar que el actual redescubrimiento de la educación por los pares fuera del ámbito scout ha reducido el alcance del concepto a determinados jóvenes que demuestran condiciones y que reciben una capacitación específica para dicha tarea. A diferencia de ello, en el Movimiento Scout la posibilidad de ser un educador de sus pares está abierta a todos los jóvenes y se promueve que ese liderazgo pueda ser rotativo.
Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao
Publicar un comentario