viernes, 22 de octubre de 2010

La difusión del Programa del Movimiento Scout a nivel territorial

La semana pasada destacamos la importancia de la tarea de diseño, pero diseñar un buen programa para los jóvenes no es suficiente.

También tiene que darse a conocer ampliamente.

Difundir el programa en toda la asociación es una tarea engorrosa.

Para empezar, es necesario elaborar, imprimir y distribuir documentos de alta calidad, presentados de manera clara y atractiva, tanto para los dirigentes como para los jóvenes.

Sin embargo, hay algo más que esto.

Hay que lograr un contacto directo con los dirigentes que son responsables de la ejecución del programa, a fin de que puedan presentarse y explicar claramente los detalles.

La difusión y entrega del Programa están estrechamente vinculadas a las tareas de formación de los dirigentes y a los equipos de soporte y animación territorial.

En otras palabras, cuando una asociación decide actualizar su programa, tiene que trabajar simultáneamente en el desarrollo del Programa de Jóvenes, en la creación de herramientas para fomentar la difusión y en la captación, formación y soporte de los dirigentes locales.

La semana próxima veremos en detalle tres principios que nos asegurarán la implementación del Programa.

Siempre listo, rodrigo

Rodrigo Gonzalez Cao


Publicar un comentario