sábado, 2 de julio de 2011

Los objetivos son una propuesta que debe ser dialogada con cada joven, no impuesta

Los objetivos educativos del Movimiento Scout no le llegan directamente a los jóvenes, sino que se los presentan en un lenguaje apropiado para ellos.
Al comenzar en cada rama, durante el período introductorio, le son presentados a cada joven a través de un diálogo con su dirigente. Como resultado de este diálogo se acuerda la etapa de progresión en la cual el joven comenzará su progresión personal en la sección.
Para llegar a este consenso acerca de los objetivos que se pueden considerar logrados es muy importante la observación de las conductas de cada joven y el diálogo acerca de las experiencias que ha obtenido de las actividades.
El diálogo permanente entre el joven y el dirigente, junto con crear el espacio de confianza necesario, debe estimular a cada uno a asumir personalmente los objetivos que se plantea, ya sea aceptando los propuestos en su Cartilla, Bitácora o Agenda personal o adaptándolos a su realidad y posibilidades, sin por ello modificar el fondo que los inspira.
Naturalmente, dada la edad de los jóvenes que integran la sección, la adaptación crece a medida que crece el nivel de autonomía y responsabilidad que adquieren en su vida.
No obstante, el diálogo no sólo debe permitir que los jóvenes adapten los objetivos que se les presentan, sino que debe progresivamente favorecer este proceso, y en consecuencia el análisis que ellos hacen de sus metas.
El crear este hábito a lo largo del tiempo, facilitará cuando sea más grande, la construcción de su proyecto de vida.
La semana próxima nos enfocaremos en el logro de estos objetivos educativos a través de las actividades.

Siempre listo, rodrigo
Enlace
Rodrigo Gonzalez Cao
Publicar un comentario