viernes, 30 de septiembre de 2011

La Bitácora es una herramienta que ayuda en la progresión personal

Previamente mencionamos que el “sistema de patrullas” busca que el joven descubra y acepte progresivamente responsabilidades y se entrene con vistas al auto-gobierno, el desarrollo del carácter, la adquisición de competencias, auto-confianza, confiabilidad y capacidad para cooperar y liderar.
Por ejemplo, cuando un nuevo integrante ingresa a una patrulla en la Rama Scout:

  • Se hace amigo de los demás patrulleros,
  • Se informa de la estructura, roles y cultura interna de la patrulla y de la Unidad Scout,
  • Va ganando su espacio en relación a los demás,
  • Se informa sobre cómo funciona el sistema de progresión en la Unidad,
  • Se va formando una opinión sobre su propio avance respecto de los objetivos propuestos para su edad,
  • Se familiariza con las Bitácoras del resto de la patrulla,
  • Observa la evaluación mutua,
  • Descubre los sellos y estampillas que tienen los demás integrantes en sus bitácoras,
  • Ve las insignias de progresión cosidas en la vestimenta scout de sus compañeros,
  • Consulta cuando y cómo recibirá sus reconocimientos,
  • Se integra a las actividades y comienza a participar del Consejo de patrulla,
  • Va conociendo los nombres, símbolos y tradiciones de la Unidad Scout y de su patrulla y,
  • Establece una relación de amistad con el dirigente encargado del seguimiento de su progresión personal.

En la Rama Scout la Bitácora es una herramienta que ayuda en la progresión personal. 
Las bitácoras le sirven a los jóvenes para llevar un registro de sus objetivos cumplidos y a cumplir en las etapas en las cuales se encuentran, sirviendo de acompañamiento cordial al sistema progresivo en la rama scouts.
La Bitácora no es el “manual del Scout” ni tampoco es un cuaderno de ejercicios o de actividades para días de lluvias.
El contacto con las bitácoras y con los objetivos que ellas proponen se realiza en la patrulla. 
El dirigente apoya al Guía de patrulla aclarando aspectos que no se comprendan o evitando desajustes.

Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao
Publicar un comentario