viernes, 3 de agosto de 2012

¿Hacia dónde van los Scouts? (1)


Este inicio del siglo XXI, sin ser exhaustivos en su identificación, se nos presenta con nuevos desafíos para el Movimiento Scout:

  • las cuestiones de género;
  • las relaciones entre clases y entre generaciones;
  • la tolerancia personal, social y religiosa;
  • el fenómeno de la globalización;
  • el cuidado del medio ambiente y de nuestro patrimonio natural;
  • las prácticas de ciudadanía;
  • el consumismo y mercantilismo creciente;

Factores como la prolongación del proceso educativo, la incertidumbre económica y laboral y mayores aspiraciones de los jóvenes van progresivamente postergando la edad promedio de ingreso a la adultez mediante el trabajo y la creación de la propia familia.
Desde una perspectiva bio-psico-sociológica: “la juventud se inicia con la capacidad del individuo para reproducir a la especie humana y termina cuando adquiere la capacidad para reproducir a la sociedad”.
Pero, ante las diferencias entre grupos sociales, no se puede hablar de una juventud homogénea sino de una etapa de cambios respecto a actividades (estudio versus trabajo), autonomía (económica y afectiva) y rol familiar (hijo, jefe de hogar o cónyuge).
Ante este panorama el Movimiento Scout debe encarar algunos desafíos educativos como: socializar en las redes sociales digitales, hacer más equitativas las oportunidades para reducir las brechas y, educar para el ejercicio de la ciudadanía y para convivir en sociedades cada vez más diversas y multiculturales.
Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao

Publicar un comentario