sábado, 3 de noviembre de 2012

El sentido de lo que hacemos en el Movimiento Scout (3)


Las últimas 2 semanas nos hemos planteado algunas preguntas que pueden iniciar una conversación en el Consejo de Grupo o en el Equipo Distrital.
Hoy hacemos un cierre de lo reflexionado durante estos 4 años en este espacio con una última reflexión sobre las "actividades seguras".
¿Seguras en qué sentido?

Luego de haber recorrido muchos Grupos y conocido a muchos queridos y recordados dirigentes scouts, me enorgullece el saber que el Movimiento Scout está lleno de muchísimos voluntarios adultos que están atentos a que la propuesta que ofrecen a las generaciones siguientes sea segura para su integridad psíquica, moral, espiritual y física.
Es decir que las actividades que les proponen no les causarán ningún daño a su humanidad en desarrollo, haciendo posible que, al final del tiempo compartido en el Movimiento, se sientan y actúen como “buenos ciudadanos” .

La invitación final de este camino recorrido es encontrar el espacio y el tiempo para conversar con tu Consejo de Grupo o Equipo Distrital: 
  • ¿Es así en nuestro Grupo / Equipo de Distrito?
  • ¿Nuestras prácticas cotidianas muestran que significan para nosotros esas frases?
  • Cuando empleamos como sanción aquello que debe ser aprendizaje, ¿pensamos lo antes escrito?
  • Cuando aceptamos que algunos jóvenes se burlen o bromeen denostando a otro beneficiario, ¿somos concientes de nuestro rol educador?
  • Cuando generamos rivalidades absurdas, ¿comparamos nuestras prácticas con lo que la propuesta del Movimiento Scout nos propone?
  • Cuando pasamos rumores o comentarios mal intencionados, ¿reflexionamos sobre lo implica ser testimonio de la Promesa y la Ley Scout?
  • Cuando lavarse su ropa o vajilla, limpiar el baño, ir con la patrulla a cocinar u ordenar la carpa en lugar de logros son castigos correctivos ¿demostramos comprensión de lo que el Programa Scout utiliza como herramienta formadora en valores?
  • ¿Son educativas estas acciones?
Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao
Publicar un comentario