martes, 10 de noviembre de 2015

Dificultad 4: El problema de la carencia de capacitación para el rol

En las semanas anteriores hemos reseñado ya 3 de las 6 dificultades que encontramos comúnmente en nuestra tarea de Animación Territorial del Programa de Jóvenes:

(1) Problemas para reflexionar sobre las propias prácticas educativas
(2) Problemas originados en la captación
(3) El temor al vacío y la falta de especificidad  

Hoy vamos a dedicar unos minutos a otra dificultad usual: la carencia de capacitación para desempeñar el rol de  Animación Territorial del Programa de Jóvenes.
Todos tenemos presentes los múltiples módulos y espacios de capacitación que tienen a su alcance los educadores scouts que se inician en las tareas de formación de dirigentes en nuestras asociaciones scouts.
Y no solamente nos referimos a los cursos, sino también a la bibliografía específica para capacitarse.
En cambio, quienes comienzan a desempeñar en un rol de animación territorial, específicamente en el área de programa de jóvenes, muchas veces no poseen nada de eso.
Generalmente los animadores territoriales aprenden a desempeñar su rol a partir de la experiencia que tienen como supervisados y la imagen que conservan de sus supervisores en acción.
El estado incipiente o, en algunos casos la carencia, de una instancia formal de capacitación - que sirva además como ámbito de reflexión y mejoramiento del desempeño - produce una práctica en muchas casos estereotipada, conservadora y con énfasis en lo administrativo, características que la hacen poco orientada a los fines de mejorar la calidad del programa.
Siempre listo, rodrigo

Rodrigo González Cao

Más material sobre el Programa de Jóvenes en el Movimiento Scout:

Publicar un comentario