domingo, 8 de abril de 2018

La riqueza de la pedagogía del Movimiento Scout nos une a pesar de las diferentes vivencias de cada uno

Soy un profundo y eterno agradecido al Movimiento Scout y a su Método y Programa Educativo desde pequeño.

Cuando tenía 10 años mi hermana Sol y algunas de sus amigas y seiseneras, que eran ardillas en la Agrupación Scout “Santa María” me convencieron de dejar los Exploradores de Don Bosco y probar suerte como Lobato en la Manada.
No me costó mucho el cambio, los dirigentes de Manada, Raksha Cecilia y Baloo Pancho me recibieron con un gran afecto familiar y me hicieron sentir parte de la “Gran Familia Feliz” de los “Lobos Astutos”, aspecto emocional que no había experimentado en el Batallón, más rígido - en ese tiempo - en el trato y concentrado en marchas, tambores y bandas.

Así comencé en el Movimiento Scout en el Grupo Scout Santa María del Distrito Flores, luego Boedo, en lo que era la Unión Scouts Católicos Argentinos. 

Un grupo muy especial, como lo entendí mucho tiempo después. 

Los varones éramos de USCA, las chicas eran de INSA (porque USCA no permitía Ramas Femeninas en 1980) y algunos dirigentes y rovers tenían cierta influencia del proscripto MSA (o MOSCA). 

Claro que todo eso se incorporaba como algo natural y espontáneo y no había una elaboración “sesuda” del tema.

A partir de esa realidad especial y diferente a la de otros Grupos vecinos fui compartiendo diferentes vivencias en mi paso por las ramas y mi posterior servicio como dirigente a nivel local, territorial y nacional. 

Hasta ese momento yo era un pibe “de departamento”, mis vacaciones consistían en acompañar a mi papá a San Clemente del Tuyú adonde explotaba un hotel, concurría a un colegio salesiano que en ese tiempo era solamente de varones, sin dudas el Movimiento Scout amplió mis horizontes, y mucho!

Hoy, luego de 38 años de empezar a vivir esta experiencia, sentí la necesidad de refrescar lo que empecé tímidamente a expresar un blog hace 10 años atrás. 

Una iniciativa que, en su momento, fue un verdadero atrevimiento para alguien que siempre había sido tímido y reservado al expresar lo que sentía. 

A partir de la propuesta de dejar el mundo mejor de cómo lo encontramos y de volver a leer las ideas propuestas originalmente por Baden-Powell hace más de 100 años atrás en sus libros quiero invitarlos a pensar juntos cómo viví yo la propuesta pedagógica de los Scouts y cómo entiendo que podemos hacerla realidad para los jóvenes de hoy en día sin traicionar la intuición original de B-P. 

Estoy seguro que muchas de mis afirmaciones generarán debate, eso no es malo y agradezco que se expresen en los comentarios con respecto hacia todos. 
Les pido que no se desanimen si alguna semana el blog es más largo o a mí me cuesta un poco más exponer algún concepto en forma breve y, a la vez, clara.

Soy consciente que cada uno vive, en su Grupo o Distrito, una realidad que tiene más de un enfoque posible. 
Luego de este camino de casi 4 décadas recorridas, me doy cuenta que metí muchas veces la pata, generalmente de buena leche, pero no por ello sin haber dejado heridos en el camino. 
También mi experiencia me dice que cada uno de nosotros tiene un poco de verdad. Todos sin excepción.

Pero también cada uno de nosotros tiene dificultad para ver la parte de la verdad del otro. Así es la realidad con la que tratamos a diario: diversa, fragmentada, líquida, volátil, incierta y compleja.  
Mi abuela Florinda decía que "todo depende del cristal con que se mire" y, a pesar de los años transcurridos, esa frase es ¡muy actual! 

Pero estoy haciendo una introducción muy larga y muchos se preguntarán: ¿qué tiene que ver todo esto con la tarea del educador scout?

Creo que la riqueza de la pedagogía del Movimiento Scout nos une a pesar de las diferentes vivencias de cada uno. 
Y sobre eso quisiera invitarlos a todos a expresarnos y compartir puntos de vista en los próximos posteos. 
Sin hacer diferencias respecto de la asociación en la cual cada uno participa o ha participado, sin anclarnos en viejos litigios que fraternalmente debiéramos conversar y superar, con ánimos renovados de encuentro en las diversidades propias de cada quien. 

Siempre listo, rodrigo

Rodrigo Gonzalez Cao

Link nota original, 12 de octubre de 2008: http://scouts2012.blogspot.com.ar/2008/10/el-feriado-del-12-de-octubre.html

Más material sobre el Programa de Jóvenes en el Movimiento Scout:
También en:
Publicar un comentario

El aprender haciendo es la base de la auto educación que propone B-P

Luego de dedicarle un tiempo al elemento del Método Scout que definimos como eje, la Ley y la Promesa Scout, vamos ahora a analizar otro de ...