viernes, 1 de octubre de 2010

El Programa del Movimiento Scout tiene elementos invariables y otros que se adaptan continuamente

La fuerza del Movimiento Scout radica en su maravillosa capacidad de adaptarse a una gran diversidad de culturas y paises y, dentro de nuestro país a diferentes realidades socio-culturales, distintos barrios e innumerables contextos familiares y regionales.

Pero esta flexibilidad, ¿no pone en peligro su identidad y su unidad?

Supongamos que todos fuéramos libres de adaptar los elementos del Movimiento Scout a nuestro gusto.

¿Cómo sería posible mantener lo suficiente en común, de modo que todavía pudiéramos reconocernos como miembros de un mismo movimiento?

Para responder a esta pregunta, es necesario distinguir entre aquellos elementos que son fundamentales, esenciales e invariables, y aquellos, que son variables:

  • Los objetivos, principios y el método definido a nivel mundial son los elementos fundamentales, esenciales e invariables;
  • Los elementos variables son los programas, construidos a partir de los elementos fundamentales, pero que cambian y evolucionan para adaptarse a las necesidades de cada época y de cada sociedad.

Es mucho más fácil adaptar algo a una variedad de situaciones, si podemos confiar en determinados elementos fundamentales que son claros, se encuentran bien definidos y nos sirven como base para construir a partir de ellos.

Siempre listo, rodrigo

Rodrigo Gonzalez Cao

Publicar un comentario