sábado, 10 de noviembre de 2012

Palabras de aliento (casi a modo de despedida)


Finalmente, ¡unas palabras de aliento!
A fines de 2005 llegó a nuestras manos un apunte de la Oficina Scout Mundial en inglés titulado: “El perfil del Scoutismo: Scout.boom.comm” donde hace un “mea culpa” de lo mal que hemos transmitido en estos 100 años la imagen del Movimiento Scout y lo que hacemos en los Scouts.
En setiembre de 2008 se publicó la Segunda Edición, corregida y aumentada.
Si llegaste hasta aquí y te interesa seguir profundizando ¿de qué se trata el Movimiento Scout?, te invitamos a bajar la versión en castellano que se encuentra en formato pdf en las páginas en Internet de Scouts de Argentina y de la Organización Mundial del Movimiento Scout.
Saber comunicar lo que hacemos, saber entusiasmar a otros en nuestros proyectos, conseguir que nos identifiquen como referentes en educación para la paz, para el cuidado del ambiente y en servicio y solidaridad debe ser nuestro rumbo al transmitir nuestra imagen.
Solamente así podremos dejar el mundo un poco mejor de cómo lo encontramos.
Hoy dejamos la frecuencia semanal que observamos durante los últimos 4 años.
A partir de ahora las entradas serán más esporádicas, pero mantendremos el compromiso de seguir alimentando estos intercambios aunque sea menos frecuentemente.
Gracias por haber compartido el camino y, siempre listo!
Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao

sábado, 3 de noviembre de 2012

El sentido de lo que hacemos en el Movimiento Scout (3)


Las últimas 2 semanas nos hemos planteado algunas preguntas que pueden iniciar una conversación en el Consejo de Grupo o en el Equipo Distrital.
Hoy hacemos un cierre de lo reflexionado durante estos 4 años en este espacio con una última reflexión sobre las "actividades seguras".
¿Seguras en qué sentido?

Luego de haber recorrido muchos Grupos y conocido a muchos queridos y recordados dirigentes scouts, me enorgullece el saber que el Movimiento Scout está lleno de muchísimos voluntarios adultos que están atentos a que la propuesta que ofrecen a las generaciones siguientes sea segura para su integridad psíquica, moral, espiritual y física.
Es decir que las actividades que les proponen no les causarán ningún daño a su humanidad en desarrollo, haciendo posible que, al final del tiempo compartido en el Movimiento, se sientan y actúen como “buenos ciudadanos” .

La invitación final de este camino recorrido es encontrar el espacio y el tiempo para conversar con tu Consejo de Grupo o Equipo Distrital: 
  • ¿Es así en nuestro Grupo / Equipo de Distrito?
  • ¿Nuestras prácticas cotidianas muestran que significan para nosotros esas frases?
  • Cuando empleamos como sanción aquello que debe ser aprendizaje, ¿pensamos lo antes escrito?
  • Cuando aceptamos que algunos jóvenes se burlen o bromeen denostando a otro beneficiario, ¿somos concientes de nuestro rol educador?
  • Cuando generamos rivalidades absurdas, ¿comparamos nuestras prácticas con lo que la propuesta del Movimiento Scout nos propone?
  • Cuando pasamos rumores o comentarios mal intencionados, ¿reflexionamos sobre lo implica ser testimonio de la Promesa y la Ley Scout?
  • Cuando lavarse su ropa o vajilla, limpiar el baño, ir con la patrulla a cocinar u ordenar la carpa en lugar de logros son castigos correctivos ¿demostramos comprensión de lo que el Programa Scout utiliza como herramienta formadora en valores?
  • ¿Son educativas estas acciones?
Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao

viernes, 26 de octubre de 2012

El sentido de lo que hacemos en el Movimiento Scout (2)


La semana pasada los hemos invitado a que en la próxima reunión del Consejo de Grupo (o del Equipo distrital) le dedicaran un tiempo a pensar juntos por el sentido de lo que hacemos.
Para iniciar esa conversación, además de las preguntas propuestas la semana pasada, otras pueden ser: ¿Qué trascendencia tiene para los dirigentes adultos algunos conceptos repetidamente dichos y escuchados?
  • Rol del dirigente
  • Adulto responsable
  • Valores scout
  • Seguridad
  • Institución de educación no formal
Siempre mencionamos que nuestra tarea es educativa y, por ello, debieramos tener conciencia de las consecuencias de nuestros actos y omisiones, de nuestros dichos y apreciaciones, del impacto de nuestra forma de ser y actuar frente a los jóvenes.
Es la aceptación de las responsabilidades que cada dirigente tiene para consigo mismo, para con los demás y para con los otros, en cualquiera de las funciones que le toque desempeñar.
Es la evidente necesidad de vivir la fe que cada uno profesa, para poder ayudar a los más jóvenes a apropiarse de los valores que el Movimiento Scout propone.
Es sentir el propio voluntariado como algo valioso, porque contribuye a construir un mundo mejor.
Es respetar y hacer respetar a TODO ser humano por lo que es y cómo es, dignificándolo con nuestras acciones y estímulos.
Supone haber captado y valorado nuestra Ley reflejada en cada uno de nuestros actos.
Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao

viernes, 19 de octubre de 2012

El sentido de lo que hacemos en el Movimiento Scout (1)


Hoy los invito a que en la próxima reunión del Consejo de Grupo (o del Equipo distrital) le dediquen un tiempo a pensar juntos por el sentido de lo que hacemos.
Tal vez pueda iniciarse la conversación con preguntas del estilo de:
  • ¿Para qué está mi Grupo en el barrio?, 
  • ¿por qué determinado dirigente que conozco se acercó al movimiento? 
  • ¿Qué es lo atractivo que ven otros voluntarios adultos desde afuera para acercarse? 
  • ¿Qué los decepciona cuando están adentro para irse?
¿A qué viene todo esto?
Muchas veces mencionamos la Observación, Supervisión y Animación territorial, lo que llamamos 'Habilidades de OSA', pero poco tiempo le dedicamos en nuestras reuniones a la supervisión.
Necesitamos dar capacitación a los dirigentes de distrito para que acompañen en el territorio a los Grupos, necesitamos capacitar Auxiliares Distritales de Rama y Asistentes de Programa que reflexionen junto a los dirigentes de grupo si en verdad están acertando el camino.
Principalmente tenemos que recuperar el hábito de la reunión periódica del Equipo distrital de rama.
Ese es el mejor espacio para compartir las dificultades que cada uno encuentra en la aplicación del método y el programa en su grupo.

¿Por qué?
Porque es muy probable que mi vecino haya encontrado una solución novedosa a una dificultad que yo no tengo idea de cómo 'entrarle'.
Y es más probable que la respuesta adecuada la encuentre en el Grupo vecino y no en un "manual de rama" escrito a nivel general para todo el país que no puede abarcar los detalles más propios de mi realidad.
Necesitamos capacitar en nuestros distritos y zonas a dirigentes 'con poder de expertos' que lideren equipos, para que organicemos 'actividades de referencia' que no sean las mismas que hace un Grupo en su campamento de grupo, porque si la única diferencia entre una actividad de grupo y una actividad distrital o zonal es la cantidad de gente estamos estafando a los grupos que asisten.
Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao

viernes, 12 de octubre de 2012

Un sistema de auto-educación progresiva


El Método Scout es un sistema de auto-educación progresiva que apunta a formar jóvenes con autonomía de pensamiento, por eso se habla de la construcción de la identidad: ¿qué soy?, ¿cómo me veo?, ¿cómo me ven?
En cualquier edad apuntamos a darle herramientas para que el joven defina la persona que quiere ser, su proyecto de vida.
Una de las herramientas es la adhesión a valores, y la convicción que transmitimos es ser coherente con esos valores.
El compromiso de quien soy y deseo ser tiene que ver con los valores que yo fui 'encarnando' en el proceso educativo que alienta nuestro Programa.
Y, respecto del Programa, quiero enfatizar la cuestión del 'programa atractivo basado en los intereses de los jóvenes que contiene actividades variadas'.
No debemos descuidar la identidad vocacional y el desarrollo de competencias y habilidades sociales.
El trabajo de Especialidades y Competencias debe ser ampliamente difundido.
La identidad vocacional y el desarrollo de competencias y habilidades sociales se trabaja desde la propuesta de las Especialidades, la cual es la parte del 'programa atractivo’ que está más basada en los 'intereses de los jóvenes' porque es una elección personal de cada uno.
Por otra parte, en los posteos publicados en estos 4 años hicimos hincapié en la “educación en buena ciudadanía” como una de las convicciones originales de Baden-Powell.
Al analizar cómo funcionan las “Estructuras” en cada rama debemos mirar si alientan la 'aceptación progresiva de responsabilidades' y la participación en el proceso de toma de decisiones de los organismos de rama.
De ésto se trata el subtítulo de 'Escultismo para muchachos': 'manual de instrucción en buena ciudadanía'.
Revisar la convicción original de B-P sobre ciudadanía pasa por preguntarnos:
  • ¿cómo construimos ciudadanía en nuestro Grupo? 
  • ¿Algún proyecto de los Scouts (o Caminantes o Rovers) piensa en las necesidades de nuestro barrio? ¿De algún vecino? 
  • ¿Nos preguntamos alguna vez para qué estamos los Scouts de Argentina en nuestro barrio?
  • ¿Para qué estamos los Scouts de Argentina en nuestro país?
Una posible respuesta es: para ofrecerle un 'rover de partida', es decir, el ideal de persona que describe nuestro Proyecto Educativo.
Sí, sin duda la principal contribución social de Scouts de Argentina es formar líderes sociales para el cambio.
Pero, ¿contamos con los voluntarios adultos necesarios para lograrlo en nuestro Grupo?
¿Cómo nos ayuda el Distrito en ello?
¿Qué esperamos de la asociación, como conjunto, para formar jóvenes con autonomía de pensamiento?
Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao

lunes, 8 de octubre de 2012

Juntos cumplimos 4 años reflexionando sobre el Movimiento Scout

Un día como hoy, hace 4 años, el 8 de octubre de 2008 fue la primer publicación de este blog: http://scouts2012.blogspot.com/2008/10/el-feriado-del-12-de-octubre.html

Ese día invitamos a compartir una reflexión periódica, cada fin de semana, para pensar juntos el Método del Movimiento Scout y cómo lo vivimos cada uno de nosotros.

Siempre destaco que la invitación era más que leer, contenía el iniciar una conversación amena cuando aparezcan dos visiones diferentes y a ambas partes les cueste ponerse "en los zapatos" del otro.

Hoy, luego de 4 años, continúa vigente la necesidad de encontrarnos amenamente a expresar lo que opina cada uno, esforzándonos por calzar los zapatos de los demás, tanto a partir de esta publicación como en cada Consejo de Grupo o Equipo Distrital.

Después de escribir más de 200 entradas semanales, este compromiso de mantener una periodicidad semanal, y a la vez proponer algo interesante y con contenido, se va volviendo difícil, principalmente porque intento no reiterar ideas ya expresadas previamente.

Es cierto que siempre podemos dar una vuelta de tuerca sobre nuestras prácticas cotidianas y sobre las tendencias y desafíos que enfrenta el Movimiento Scout, pero se va acercando el tiempo de cambiar la periodicidad, escribiendo apenas cuando surja algo interesante, en lugar de estar todos los viernes sentado frente a la pantalla y el teclado "puliendo" la siguiente entrada.

El próximo mes será el tiempo de los agradecimientos y las palabras de despedida.
Para aquellos que deseen leer las publicaciones de estos últimos 4 años, o volver a leer algún tema que les parezca interesante, los ofrezco hacerlo a través del link que aparece en el menú de la derecha o recurrir a las 6 compilaciones temáticas que se indican al pie.

Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao

viernes, 5 de octubre de 2012

¿Hacia dónde va el Programa de Jóvenes del Movimiento Scout? (3)

Hasta aquí hemos repasado de dónde viene y hacia dónde sería deseable que avance el Programa de Jóvenes del Movimento Scout.

Hoy estamos viviendo un proceso de diseño y actualización del Programa de Jóvenes, pero no alcanza con “retocar” los Manuales para dirigentes de rama. Si nos quedamos solamente con eso no es suficiente.
Otros piensan que el cambio debe realizarse en formación o en captación y gestión de adultos, lamento decirles que, en mi opinión, ¡tampoco alcanza!

Si miramos hacia atrás las entradas que hemos publicado en estos 4 años, vemos que el cambio comienza en aplicar correctamente el método scout. Nada más ni nada menos.

Con la mano en el corazón, volviendo a leer estos apuntes, ¿nos vienen a la mente grupos que conocimos en el distrito o en un campamento y “olvidan” algunas de esas “pequeñas cosas” que enumeramos?

Y por casa, ¿cómo andamos?

Nuestras prácticas 'inconscientes', estilos de los que no nos damos cuenta, condicionan la aplicación correcta del método scout.

Entrando ya en el último mes antes de despedirnos de este "formato semanal" que duró 4 años, la semana próxima repasaremos el concepto de sistema de auto-educación progresiva.
Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao

sábado, 29 de septiembre de 2012

¿Hacia dónde va el Programa de Jóvenes del Movimiento Scout? (2)


La semana pasada señalábamos algunas características del Programa de Jóvenes del Movimiento Scout que coincidían con ciertos elementos enunciados en apuntes sobre educación popular de Paulo Freire. Algunos otros son:
  • Convivencia: la pertenencia a pequeños grupos se base en el respeto. Respeto por uno mismo y respeto por los demás para poder trabajar en común, poniendo énfasis en la responsabilidad que le toca a cada uno.
  • Explicitación del conflicto social: no esquivar el conflicto, sino reconocerse dentro de él. Cuestionar las condiciones sociales injustas en las que vivimos y cómo podemos construir un mundo mejor a través de las empresas y proyectos, no aceptando ninguna injusticia ni desigualdad como "natural".
  • Papel pedagógico del error: como ya hemos señalado, el énfasis debe estar puesto en el proceso y no en el resultado inmediato. Asimismo debemos valorar la diversidad de saberes que el joven trae incorporados, siendo los dirigentes adultos los facilitadores en la construcción compartida del conocimiento. La autocorrección permite al joven aportar aquello que sabe o ha aprendido, haciéndolo participe en el proceso educativo.El error no es un indicador de falencias que niega todo valor a aquello que el joven pudo exteriorizar, sino un indicador de la forma en que éste comprende el mundo y sus relaciones según el entorno social en que se formó. El error es parte válida en la construcción compartida del conocimiento que alcanza tanto los conocimientos del joven como los del dirigente adulto, de allí la necesidad de separar la autoridad del criterio de verdad, otro de nuestros objetivos.
  • Importancia de aludir al sentido de las actividades: al ser considerado el joven como protagonista del Programa de Jóvenes, es tarea del voluntario adulto que todo scout comprenda el objetivo de cada actividad elegida, permitiendo el cuestionamiento de las mismas. Y, si es necesario, tienen que ser explicadas y sometidas a una posible reelaboración que surja de los participantes o de un consejo que las organiza (consejo de unidad, consejo de empresa). Se intenta, entre otras cosas, que este objetivo permita el desarrollo de un cuestionamiento del "por que" de una actitud o un hecho injustificado.
  • Valorización de lo solidario por sobre lo individual: es darle importancia al otro que tengo al lado, a la riqueza que hay en compartir y ayudar, es descubrir lo que uno es capaz de dar y de lo que se puede recibir. Es tratar de ver que lo que podemos construir entre muchos es mejor y mayor  que lo que podemos hacer solos. Es tratar de reemplazar la competencia por la cooperación, para luchar contra el egoísmo y el aislamiento. Es tratar de reconocer la alegría del otro en la propia alegría. Y de esta forma lo que descubrimos como una manera de relacionarnos con los demás, poder trasladarla a todos los ámbitos de nuestras vidas.
La semana próxima hacemos un pequeño cierre antes de repasar el concepto de sistema de auto-educación progresiva.
Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao

viernes, 21 de septiembre de 2012

¿Hacia dónde va el Programa de Jóvenes del Movimiento Scout? (1)

Releyendo algunos apuntes sobre educación popular de Paulo Freire, encuentro presentes en el Programa de Jóvenes del Movimiento Scout ciertos elementos allí enunciados:
  • Optimismo pedagógico: debemos valorar al joven por su capacidad de crecer, no juzgando lo que es hoy, sino motivarlo por lo que puede llegar a ser. Debemos generar oportunidades para que cada uno pueda desarrollar sus capacidades, partiendo del optimismo pedagógico: ninguno es bueno o malo en algo para siempre, todos podemos aprender.
  • El estilo de interacción del Movimiento Scout es participativo y democrático: por eso hablamos de una construcción compartida donde los jóvenes sean quienes seleccionan y evalúan las actividades que realizan.
  • Énfasis en el proceso, más allá del resultado inmediato: Toda actividad debe ser evaluable por los propios jóvenes que la protagonizan y sus dirigentes adultos que los acompañan. En el momento de la evaluación, debemos hacer hincapié en el proceso de aprendizaje y no en el resultado inmediato que se obtenga al finalizar una actividad concreta.
  • Separar autoridad de criterio de verdad: en el Scoutismo los jóvenes deben asumirse como protagonistas de su aprendizaje y contar con oportunidades para formar su opinión personal, al poder compartir la de otros, respetando las diferencias, los saberes previos, en cualquier tema que se hable, sin sentir que una determinada opinión se deba adoptar como única válida, como la mejor e incuestionable. Los voluntarios adultos tenemos la responsabilidad como educadores de señalar que el otro siempre tiene algo para compartir en un proceso en que todos aprenden y enseñan.
  • Apuntalar la capacidad crítica: es la libertad de pensar, de elegir y construir desde uno mismo una opinión, una idea. Para eso por ejemplo, es necesario dudar, analizar y después de haber pensado sobre ello recién entonces emitir un juicio.
  • Desarrollar el “buen sentido”: es fomentar espacios para que los jóvenes confronten su vida cotidiana con aquello que la sociedad pretende imponernos como discurso dominante. 
La semana próxima seguimos señalando otras características más.
Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao

sábado, 15 de septiembre de 2012

¿De dónde viene el Programa de Jóvenes de los Scouts? (3)


La semana pasada mencionábamos que la asunción de Laszlo Nagy como Secretario General de la Organización Mundial del Movimiento Scout fue la gran bisagra en la renovación del Movimiento Scout que conocemos hoy.
Los primeros 50 años de vida su expansión internacional, país por país, "apenas" había logrado en 1967 llegar a 8 millones de scouts, casi todos varones, en 86 países.
La "onda expansiva" creada por la revisión y posterior reforma de Nagy y sus continuadores (Jacques Moreillon y Eduardo Missoni) hacen que el Movimiento Scout hoy llegue a 30 millones de jóvenes en 161 asociaciones nacionales, de las cuales 135 ofrecen su programa tanto a varones como mujeres.

Pero además a fines de la década de los '60 aún no había un sistema formal de regiones scouts continentales, tan sólo tres ejecutivos “internacionales” en Ottawa, no existía un sistema coordinado de formación de voluntarios adultos, ningún contacto con otras organizaciones de la sociedad civil, no se hablaba de proyectos de desarrollo comunitario y empezaba la ebullición en ciertos países de “meter mano” de manera individual y descordinada en lo que hoy conocemos como “Programa de Jóvenes”.

Desempolvando la historia más reciente, encontramos que, en la década de los años '80, se define al Programa como
"todos aquellos elementos que hacen posible la aplicación del Método Scout".
Además se definen los que hoy conocemos como elementos esenciales, importantes, característicos y accidentales del Programa Scout.

A mediados de esa década, la Oficina Scout Mundial publica "Elementos para un Programa Scout" que define al 'programa' como
"la totalidad de las actividades que realizan los jóvenes en el Scoutismo".

Recién en la Conferencia Scout Mundial de Melbourne (1988) la publicación "Hacia una estrategia para el Movimiento Scout" define como área estratégica al "Programa de Jóvenes".
Dicho documento consideraba al Programa de Jóvenes como el medio esencial por el que se realiza el propósito del Movimiento y por el cual los jóvenes se sienten atraídos por el Movimiento Scout y prefieren quedarse.

La Conferencia Scout Mundial de París (1990) aprueba la Política Mundial de Programa, la cual provee el marco común que estaba faltando a las asociaciones nacionales para la actualización e implementación de sus programas. Allí define al Programa de Jóvenes como:
"el proceso progresivo de educación y desarrollo personal que cubre la experiencia en el Movimiento Scout con el objetivo que los jóvenes sean mejores ciudadanos y, en su forma más básica, comprende la totalidad de lo que hacen (las actividades), cómo lo hacen (el método scout) y la razón por la cual lo hacen (el propósito)."
Como vemos, el concepto "Programa de Jóvenes" recién surge en el último cuarto de siglo de nuestro centenario movimiento y es mucho más que el programa de actividades sino que se amplía al "proceso progresivo de educación del Movimiento Scout", el cual engloba a las actividades, al Método Scout y al Propósito del Movimiento Scout.
  • El conjunto: El Programa de Jóvenes cubre la totalidad de la experiencia de un joven en el Movimiento. Es un proceso progresivo de educación y de desarrollo personal.
  • Qué: El Programa de Jóvenes engloba todas las actividades en las que participan los jóvenes miembros del Movimiento. Deben ser atractivas y constituir un desafío para los jóvenes.
  • Cómo: Fundamentalmente el Programa de Jóvenes aplica el método Scout en la realización de las actividades.
  • Por qué: El Programa de Jóvenes es el medio por el que se logra el propósito del Movimiento, conforme a sus principios fundamentales.
La Política Mundial de Programa explicita como novedad tres ejes que aseguran que el programa se mantenga acorde a las necesidades e intereses cambiantes de los jóvenes y de la sociedad de cada país:
  • El desarrollo del programa a nivel nacional.
  • La implementación del programa a nivel local.
  • Las estructuras de soporte y animación territorial del programa.
Hago este hincapié para señalar la importancia del "Programa de Jóvenes" como núcleo y servicio principal que ofrece el Movimiento Scout al cual las demás áreas debieran darle apoyo y actuar como sostén (formación de adultos, gestión institucional, administración y finanzas, animación territorial, etc.).
De la misma manera, el rol de quien ejerce una responsabilidad en dicha línea, sea Director Nacional o Asistente territorial (Zonal o Distrital), es muy importante y no puede dejarse vacante durante mucho tiempo o ser "llenado" con alguien que se nombra para no tener un "recuadro vacío" en el organigrama, como lamentablemente alguna vez hemos visto en alguna situación en particular.

Hasta aquí hemos repasado de dónde viene el Programa de Jóvenes, el definir hacia dónde va, es un desafío futuro que debemos asumir entre todos.
Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao

viernes, 7 de septiembre de 2012

¿De dónde viene el Programa de Jóvenes de los Scouts? (2)


Como ya mencionamos previamente, la propuesta pedagógica del Movimiento Scout que conocemos hoy surge luego que el Movimiento Scout cumpliera medio siglo.

En sus primeros 50 años de vida el foco estuvo en la expansión internacional, país por país, replicando literalmente lo que había sido escrito por Baden-Powell en sus libros.

El cambio no surge de la nada, es una gestación lenta, que comienza en Inglaterra y Francia con la posguerra.

El primer puntapié del cambio se da en Francia cuando en la Asamblea General Scout de 1948, Georges Gauthier explica las causas de la reducción de la membresía en que el método y su programa de actividades no despiertan interés en los jóvenes y, el año siguiente Michel Menú hace una propuesta diferenciada para los jóvenes adolescentes (los Raider-Scouts, hoy Caminantes), osando modificar el esquema de 3 ramas (lobatos, scouts y rovers) pensado originalmente por B-P.

Unos años después surge en Inglaterra: "El informe de avance de los Jefes Scouts (1964-1966)", que, como efecto dominó, inicia a nivel mundial un lento proceso de replanteo y, posterior actualización de lo que hoy conocemos como "Programa de Jóvenes" del Movimiento Scout.

Ante ello, es convocado Lazlo Nagy, como primer Secretario General con sede en Ginebra, quien en su “Informe sobre el Movimiento Scout Mundial” presentado a la Conferencia Scout Mundial de Seattle (1967) traza la bisagra hacia lo que hoy conocemos.

Uno de las recomendaciones primarias del estudio fue la necesidad de revisar la Constitución Mundial.
Esta tarea fue cumplida en 1973 en Nairobi, Kenya, cuando fue adoptada una nueva Constitución Mundial, cubriendo todos los "elementos estructurales", pero dejando para más adelante los "Elementos Fundamentales", entendiendo que los fundamentos (hoy Misión, Visión, Propósito, Método Scout) hacían al "corazón" del Movimiento Scout y requerían una atención especial.

Revisando papeles amarillentos, encontramos que la Conferencia Scout Mundial de Nairobi (1973) estableció:
"Con la finalidad de adoptar un sistema de evaluación y desarrollo de los programas scouts, los Consejos Regionales de Escultismo deben organizar periódicamente seminarios de programa para dirigentes nacionales referidos al programa básico, su aplicación educativa y su importancia para las necesidades actuales de los muchachos, y también para dirigentes nacionales relacionados con cuestiones específicas como el desarrollo de la comunidad, la conservación, etc." (Acuerdo 6/73).

Como vemos, el primer medio siglo de vida del Movimiento Scout, el actual concepto de “Programa de Jóvenes” no estaba presente de manera explícita, apenas una mención a "programa de actividades".

La semana próxima veremos como en la década de los '80 se consolida la actual concepción de “Programa de Jóvenes” del Movimiento Scout.

Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao

viernes, 31 de agosto de 2012

¿De dónde viene el Programa de Jóvenes de los Scouts? (1)

Habiendo reflexionado sobre de dónde vienen los scouts y hacia dónde van, los invito a tomarnos las próximas tres semanas para preguntarnos de dónde viene la idea actual de Programa de Jóvenes.

Vamos a ponernos el traje de “arqueólogo scout” y buscar el concepto literalmente en los libros de Baden-Powell.

Luego de mucho revisar, como mucho, encontraremos conceptos como "adiestramiento" o "instrucción" en campismo y en buena ciudadanía, pero no la idea “programa” en forma explícita.

En sus primeras redacciones, la Constitución mundial definía al "Método Scout” como un sistema que consistía en un programa progresivo de adiestramiento para muchachos tendiente a prepararlos para cumplir sus deberes cívicos y basado en el Sistema de Patrullas y actividades al aire libre.

Si repasamos con atención, si bien surge la palabra “programa”, más bien se refiere a “plan de progresión”.

Recién en la década de los '70 empieza a surgir tímidamente el concepto "programa" como referencia a la propuesta pedagógica para los muchachos.

Sin embargo, los que tenemos algunos años como dirigentes recordaremos que la palabra “programa” también se usaba para lo que sería la planificación, tanto de un campamento como de un trimestre o un año de actividades de la unidad.

Seguramente este uso es herencia de “viejos” libros scouts que tenían títulos del estilo de las "siete reuniones de tropa” del recordado Daniel Oscar Tagata Asano.

La semana próxima seguimos haciendo "arqueología".
Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao

sábado, 25 de agosto de 2012

¿Hacia dónde van los Scouts? (4)



La semana pasada planteamos ciertas tendencias sociales que influyen sobre los jóvenes.
Estas tendencias crean algunas contradicciones, a las que un estudio de CEPAL y la Organización Iberoamericana de Juventud bautizaron: "PARADOJAS DE LA JUVENTUD ".
Ser consciente de estas paradojas nos permitirá proponer actividades y proyectos para mitigarlas y construir un mundo mejor:  

  • Más acceso a la educación pero menos acceso al empleo,
  • Más acceso a información y menos acceso a poder,
  • Más redes sociales (para mostrarse) y menos inclusión social y política concreta,
  • Más expectativas de inserción ante novedades tecnológicas y menos posibilidad de realizarlas,
  • Edad de buena salud y, al mismo tiempo, mayores riesgos sanitarios poco cubiertos: accidentes, agresiones físicas, uso nocivo de drogas, enfermedades de transmisión sexual, riesgos ante embarazos no deseados y precoces,
  • Más adaptables a los cambios y, a la vez, más afectados por ellos,
  • Más cohesionados entre sí (tribus urbanas, identidades colectivas y participación de universos simbólicos) pero más permeables a tendencias y modas efímeras y cambiantes (identidades frágiles),
  • Expansión del consumo simbólico y restricción en el consumo material.
Siempre listo, rodrigo
Rodrigo Gonzalez Cao