domingo, 15 de septiembre de 2013

El Movimiento Scout en breves videos 6: El aprender haciendo



En "Escultismo para Muchachos", B-P presenta la idea de aprender por la acción.
"La auto-educación, es decir, lo que un joven aprende por él mismo, es lo que lo va a acompañar y guiar después en la vida, mucho más que algo que se le impone a través de la instrucción por un maestro".
Esa es la raíz del aprender haciendo: lo que uno aprende haciéndolo se encarna más profundo y por más tiempo que lo que te pueden contar otros en una charla o en un salón de clases.
La actividad educativa es el medio por el cual el joven experimenta y saca una enseñanza.
Aprender haciendo es ser protagonista y no destinatario del programa del Movimiento Scout.
El joven no es un espectador, es el que elige las actividades que desea realizar y se pone de acuerdo con los demás para llevarlas adelante.
La elección de las actividades se realiza a través de una constante "ida y vuelta" entre acción y reflexión, tanto personal como en los pequeños grupos y en la sección.
Esa "ida y vuelta" son las asambleas, los consejos de cogobierno y los "juegos democráticos".
Y esa novedad propia del Movimiento Scout, ese proceso de elegirlas, organizarlas, realizarlas y evaluarlas es la mejor forma de aprender y de adquirir habilidades y conocimientos útiles para la vida.
B-P decía que "el adulto le transmite al joven el ansia de aprender por sí mismo, sugiriéndole ideas de actividades que le resulten atrayentes y que el joven realizará hasta que la experiencia le diga que están bien hechas"
"El principio que mueve al Movimiento Scout es estudiar las ideas del joven y animarlo a que se eduque por sí mismo en lugar de esperar a recibir instrucción".
En resumen aprender haciendo es:
+ Educar en el "aprender a aprender",
+ Adquirir habilidades y conocimientos útiles para la vida (y no solamente para los Scouts),
+ Entender todos los pasos del proceso como educativo, desde la propuesta de actividades hasta su evaluación y,
+ Confiar en los jóvenes.

sábado, 7 de septiembre de 2013

El Movimiento Scout en breves videos 5: La Ley y la Promesa Scout



La adhesión voluntaria a un decálogo de valores expresados en la Ley y Promesa Scout es el núcleo de la propuesta scout.
El Movimiento Scout presenta un ideal de persona, un modelo claro y comprensible de valores que representan un desafío para los jóvenes.
La Ley, también llamada en sus orígenes Código de Honor, es un decálogo.
La Ley no expresa prohibiciones, sino que presente proposiciones positivas.
Cada joven va descubriendo progresivamente esos valores y haciéndolos suyos al participar en las actividades. 
La Promesa es otro hallazgo educativo de B-P.
Es una fórmula de adhesión personal, libre y voluntaria.
No es una etapa fija ni un requisito de la progresión.
Es un compromiso personal que cada joven decide cuanto se siente en condiciones de formularlo.
Ese compromiso se hace ante el resto de su comunidad cercana, no para que lo juzguen si falla, sino para que lo apoyen y acompañen ante cada desafío.
A la Ley se la llamaba Código de Honor porque el honor del Scout es cumplir la palabra empeñada.
Y, por eso, la Promesa empieza diciendo "Por mi honor prometo..."


jueves, 29 de agosto de 2013

El Movimiento Scout en breves videos 4: El valor del juego y el optimismo pedagógico, las dos convicciones fundantes del Movimiento Scout



Encuentro 4: El valor del juego y el optimismo pedagógico, las dos convicciones fundantes del Movimiento Scout

Link video: http://youtu.be/pIiVBRHDlGU

El valor del juego y el optimismo sobre los jóvenes son las 2 convicciones de las que parte la propuesta pedagógica del Movimiento Scout.
El Movimiento Scout no nació de grandes teorías educativas ni sesudos estudios psicológicos.
Nació de observar el juego social con otros ojos, con otra mirada.
La idea del juego como primer educador es la originalidad más grande de Baden-Powell.
La novedad del Scoutismo es recrear un espacio de experimentación para que los jóvenes, con la guía de adultos, se asocien en el aprender haciendo.
En ese "gran juego" el dirigente scout es un facilitador que ayuda a los jóvenes a alcanzar el éxito y lo acompaña en sus actividades como un "hermano mayor".
La otra convicción fundante es la visión optimista de que el joven es artesano de su propio desarrollo.
Cada joven posee en él la potencialidad para crecer y progresar.
El joven se auto-descubre como capaz de tomar decisiones, comprometerse con responsabilidades y ser útil a los otros.

sábado, 24 de agosto de 2013

El Movimiento Scout en breves videos 3: En 4 minutos: Cinco aspectos de la pedagogía scout


(1) EL APRENDER HACIENDO:
El joven debe encontrar un espacio y oportunidades de jugar y experimentar sin miedo a ser castigado por los errores que cometa.
Al poder realizar sus proyectos sin temor al fracaso logra interiorizar los saberes, las habilidades, competencias y valores que lo acompañarán toda su vida.

(2) LA PERTENENCIA A UN PEQUEÑO GRUPO DE PARES:
El joven no está solo en el Movimiento Scout.
Los jóvenes se relacionan entre sí a través de los pequeños grupos.
La pertenencia al pequeño grupo subordina los intereses personales al bien común, fomentando la abnegación, el dominio de si mismo y la camaradería.
El trabajo en equipos desarrolla progresivamente la responsabilidad, la autonomía, el liderazgo y la cooperación.
Y esos pequeños grupos interactúan en espacios de cogobierno junto a los adultos que los guían y acompañan.

(3) LA GUÍA DEL ADULTO:
El Movimiento Scout considera valiosa la guía de voluntarios adultos adecuadamente capacitados que aconsejen y acompañen a los jóvenes.
No se "mimetizan" con los jóvenes ni se comportan como ellos.
Son orientadores, referentes y compañeros de marcha.

(4) PROGRAMAS PROGRESIVOS DE ACTIVIDADES VARIADAS:
La propuesta educativa del Movimiento Scout es personalizada.
No es un sistema masivo que se replica desde un libro por igual en todos los grupos sin importar el contexto barrial ni los jóvenes a los que se dirige.
El programa de actividades variadas, elegidas por los mismos jóvenes, atiende sus intereses, sus necesidades y las capacidades y habilidades de cada uno.

(5) LA ADHESIÓN VOLUNTARIA A VALORES:
La Ley Scout es una brújula y un mapa, un sistema de referencia.
Es un decálogo de valores formulado en forma positiva y no como prohibiciones.
Es el pivote, el eje alrededor del cual giran los otros 4 elementos y, a su vez, el manto que los envuelve.

viernes, 16 de agosto de 2013

El Movimiento Scout en breves videos 2: En 3 minutos: ¿Cuáles son los 3 ejes de relación del Movimiento Scout?



Miniatura
DURACIÓN 3:48

Scout2

B-P no había hecho una carrera pedagógica universitaria.
Su idea del Scoutismo se inspiró en su experiencia y observaciones como niño y joven aventurero.
Como alumno turbulento y no siempre disciplinado, B-P experimentó personalmente las molestias de un sistema educativo rígido.
Luego, como militar atípico, fue un gran observador.
La imaginación de B-P siempre fue su más valioso recurso y puso en jaque el estilo conformista de una estructura militar clásica y rígida.
Luego experimentó lo que se puede lograr cuando se incentiva a los jóvenes en las "patrullas" durante el sitio de Mafeking.
Esta experiencia alimentó su visión pedagógica optimista y esperanzada sobre la cuestionada juventud de los suburbios de Londres de principios de 1900.
Apoyándose en las necesidades y anhelos de estos jóvenes, B-P imaginó un movimiento juvenil que apuntara a la formación del carácter y al compromiso social.
El joven, como artesano de su propio desarrollo, tenía en su interior los anhelos que lo empujarían a crecer y a asumir responsabilidades.
El Movimiento Scout de esos primeros tiempos se construye alrededor de 3 ejes de relación:
  • Los deberes con uno mismo, el asumir responsabilidades, la auto-estima y la progresión personal;
  • Los deberes con los demás, con el ambiente cercano y con el mundo, a través de servicios y proyectos arraigados en la comunidad cercana e impulsados por la solidaridad cotidiana, la buena acción diaria;
  • Los deberes con Dios, con lo trascendente, a través de la vivencia de una fe, cada uno la propia, pero una fe anclada en las realidades del mundo y con el objetivo de construir un mundo mejor.
Podemos resumir, entonces, esa intuición original en 3 pilares sobre los cuales se apoya todo el resto del andamiaje:
  • Una Ley Scout que traduce las finalidades del Movimiento Scout, sus objetivos terminales, el ideal de persona al cual aspira;
  • Una Promesa que invita a cada joven a comprometerse con esa Ley y vivir esos valores prácticamente;
  • El espíritu de servicio, simbolizado por la Buena Acción Diaria, pero que se expresa en acciones de desarrollo comunitario y en la solidaridad ante el otro.

martes, 13 de agosto de 2013

El Movimiento Scout en breves videos 1: En 6 minutos: ¿Qué es el Método Scout?

    En la próxima reunión scout, sea un Consejo de Grupo, una reunión del Equipo Distrital o de los dirigentes de tu sección, preparate unos mates, café o lo que prefieran, y dedíquenle 5 minutos a conversar sobre los Scouts.
    Pero no a discutir el color de la pintura del Cubil de la Manada ni del premio de la próxima rifa, sino a compartir ideas sobre el Movimiento Scout.
    Algunos me dicen que no se puede, que arrancan con la intención pero después falta el tiempo. Les doy un puntapié inicial. Les dejo un video de 6 minutos, el primero de varios que compartiremos, para empezar a conversar sobre el tema.
    Les deseo éxitos y les agradeceré sus aportes y comentarios. Siempre listo, rodrigo
    *******************************************
Encuentro 1: En 6 minutos: ¿Qué es el Método Scout?  
http://youtu.be/knTkE75XlSc



  1. El Movimiento Scout no resulta de grandes investigaciones pedagógicas.
    Nace de la intuición y observación de Baden-Powell y la principal herramienta con la que cuenta es el Método Scout.
    El Método Scout es un sistema de educación progresiva que se basa en:

    • La adhesión voluntaria a un decálogo de valores expresados en la Promesa y Ley Scout,
    • El Aprendizaje por la acción,
    • La Pertenencia a pequeños grupos de pares (por ejemplo la patrulla), involucrando, bajo la guía de adultos, el descubrimiento y la aceptación progresiva de responsabilidad y entrenamiento hacia al auto-gobierno tendiente al desarrollo del carácter y la adquisición de competencias, auto-confianza, confiabilidad y capacidad para cooperar y liderar y
    • Programas progresivos y estimulantes de actividades variadas basadas en los intereses de los participantes, incluyendo juegos, habilidades útiles y servicios a la comunidad, teniendo lugar mayormente al aire libre en contacto con la naturaleza.
    Esta es la idea que comenzó 100 años atrás. 
    A partir de estas ideas que parecen tan simples, en las próximas semanas reflexionaremos juntos cómo construir un mundo mejor.

    Carpeta de Google Drive con los documentos de la serie:


    Capítulos de la Serie "El Programa de Jóvenes en el Siglo 21":

sábado, 27 de abril de 2013

Ítaca, ¿meta o punto de partida?


A fin de cuentas, igual que los escollos que mencionara Baden-Powell en su libro “Roverismo hacia el Éxito” el callejear, las malas compañías, el picoteo amoroso sin compromiso, las competencias de la “jarra loca”, las infinitas horas de chateo son las escalas en nuestro recorrido hacia Ítaca, hacia la búsqueda de la propia identidad y la construcción del proyecto de vida. 

Como educadores de un movimiento que se apoya en el optimismo pedagógico y que parte de la convicción que todo joven tiene, al menos, un 5% de bueno y está en nosotros acrecentar ese porcentaje para desarrollar al máximo sus posibilidades, no debiéramos "demonizar" esos tropiezos sino ayudar a superarlos.

En la vida, igual que le sucedió a Ulises no hay marcha atrás, no se puede volver hacia Troya, porque allá solamente quedó tierra arrasada, por eso, aunque por delante solamente nos esperen escollos, nuestro destino siempre es Ítaca.

Es importante que como dirigentes de jóvenes lo comprendamos, el joven necesita recorrer su camino y sortear los escollos y ningún otro puede hacerlo por él. 

Pero los adultos, tanto sus dirigentes scouts como sus padres podemos acompañarlos en la travesía, ayudarlos a formularse las preguntas adecuadas y a identificar con nombre y apellido a Calipso, a Circe, a las sirenas, al cíclope, al Hades... para, por lo menos, mantener a flote el barco de Ulises.

Hago énfasis en este rol, porque en muchos Grupos Scouts que he visitado escuché frases del tipo “los rovers se manejan solos, ya son grandes” y, el abandono es tan dañoso como la sobreprotección.

Los adultos estamos para ayudar a leer entre líneas y para interpretar las llamadas de urgencia que muchas veces, pasan desapercibidas, silenciosas.

Es mi intención que este conjunto de entradas que hemos publicado en los últimos meses hayan resultado útiles a quienes trabajan con jóvenes, especialmente en la Rama Rovers, para "inquietarlos" y moverlos a asumir el rol que el Movimiento Scout espera de nosotros.

Siempre listo, rodrigo
Rodrigo González Cao

viernes, 19 de abril de 2013

Entre Escila y Caribdis, la búsqueda de la madurez

“Hay ahí una higuera silvestre grande y frondosa, y a su pie la divinal Caribdis sorbe la turbia agua. Tres veces al día la echa fuera y otras tantas vuelve a sorberla de un modo horrible. No te encuentres allí cuando la sorbe pues ni el que sacude la tierra podría librarte de la perdición. Debes, por el contrario, acercarte mucho al escollo de Escila y hacer que tu nave pase rápidamente; pues mejor es que eches de menos a sus compañeros que no a todos juntos.
Así se expresó; y le contesté diciendo: —Ea, oh diosa, háblame sinceramente. Si por algún medio lograse escapar de la funesta Caribdis, ¿podré rechazar a Escila cuando quiera dañar a mis compañeros?
Así le dije, y al punto me respondió la divina entre las diosas:
—¡Oh, infeliz! ¿Aún piensas en obras y trabajos bélicos, y no has de ceder ni ante los inmortales dioses? Escila no es mortal, sino una plaga imperecedera, grave, terrible, cruel e ineluctable. Contra ella no hay que defenderse; huir de su lado es lo mejor. Si, armándote, demorares junto al peñasco, temo que se lanzará otra vez y te arrebatará con sus cabezas sendos varones. Debes hacer, por tanto, que tu navío pase ligero, e invocar, dando gritos, a Crateis, madre de Escila, que les parió tal plaga a los mortales y ésta la contendrá para que no os acometa nuevamente.”
 
Luego de zafar del canto de las sirenas, el barco de Ulises tiene que atravesar un estrecho muy angosto, evitando no encallar y, además no caer en las fauces de Escila y Caribdis.
 
Siguiendo con los paralelismos que venimos trazando, antes, la juventud era una transición corta entre la niñez y la adultez. Ahora se ha atrasado su final: ¿Cuándo acaba la juventud? ¿Cuándo se asume la adultez? ¿Es factible definir el proyecto de vida en la Rama Rovers?.
 
Aunque el paralelo no sea muy feliz, les pido me permitan sugerir que Escila y Caribdis representan la niñez y la adultez, pero, a diferencia de Ulises, más que un estrecho angosto, nos encontramos con márgenes muy lejanos, algo así como el “mar dulce” de Solís, un “Río de La Plata” muy ancho...
 
La sensación de inestabilidad e inmadurez se vuelve permanente durante muchos años, perpetuándose sus rasgos: el no asumir responsabilidades, la “provisoriedad” de todo lo que se emprende, la “falta de compromiso”, el permanente cambio de rumbo en las decisiones que se toman, el temor a asumir un compromiso estable.
 
El desafío del Movimiento Scout pasa por traer certezas ante ese mar tan amplio que desde una costa no se divisa la otra, ayudando al barco del propio proyecto personal de vida a encontrar un rumbo, para no seguir bandeándose de babor a estribor...
 
Siempre listo, rodrigo
Rodrigo González Cao

viernes, 12 de abril de 2013

El canto de las sirenas


“Llegarás primero a las sirenas, que encantan a cuantos hombres van a su encuentro.
Aquel que imprudentemente se acerca a ellas y oye su voz, ya no vuelve a ver a su esposa ni a sus hijos pequeñuelos rodeándole, llenos de júbilo, cuando torna a sus hogares; sino que le hechizan las sirenas con el sonoro canto, sentadas en una pradera y teniendo a su alrededor enorme montón de huesos de hombres putrefactos cuya piel se va consumiendo.
Pasa de largo y tapa las orejas de tus compañeros con cera blanda, previamente adelgazada, a fin de que ninguno las oiga; mas si tú desearas oírlas, haz que te aten en la velera embarcación de pies y manos, derecho y arrimado a la parte inferior del mástil, y que las sogas se liguen al mismo; y así podrás deleitarte escuchando a las sirenas.
Y caso de que supliques o mandes a los compañeros que te suelten, átente con más lazos todavía.”

Hoy el canto de las sirenas es el constante bombardeo de consumismo que empuja a los jóvenes a perseguir obsesivamente muchas cosas que generalmente no necesitan prioritariamente.
Basta sentarse un rato frente a la tele para que te impongan que no eres nadie si no compras las últimas zapatillas de moda cuando las anteriores aún están buenas, o que quedas afuera si no recambias constantemente el teléfono celular que trae la nueva versión del Android o una nueva aplicación para modificar fotos o un "hub" que unifica todas tus redes sociales.
También las revistas para adolescentes o los reality shows que imponen usar tal ropa, o lucir las chicas flaquísimas como la modelo anoréxica del momento o los jóvenes “inflados” a base de esteroides como el galán de la novela de éxito.

El desafío del Movimiento Scout pasa por educar en el consumo responsable y generar espacios para comprender el verdadero sentido de nuestra existencia.
Siempre listo, rodrigo
Rodrigo González Cao

viernes, 5 de abril de 2013

La visita al Hades... un viaje de ida?

El descenso de Ulises a los infiernos del Hades para consultar a un adivino sobre su destino es casi un “viaje de ida”, aunque finalmente se salva raspando y logra huir.

“La necesidad me trajo a la morada de Hades, a consultar el alma de Tiresias el tebano; pero aún no me acerqué a la Acaya, ni entré en mi tierra; pues voy siempre errante y padeciendo desgracias...”

Los escollos que definimos en las semanas previas (a los que identificamos con Calipso, Circe y Polifemo), algunas veces desembocan en comas etílicos, sobredosis de “papelitos” o de "drogas de diseño", contagios de SIDA y otras ETS (enfermedades transmisión sexual) o en peleas violentas y sin sentido entre bandas rivales.

Y las víctimas, por pocas que sean, siempre son muchas cuando hablamos de vidas jóvenes arruinadas.

La Ley Scout nos propone amar y defender la vida, ser puro y llevar una vida sana.

El desafío del Movimiento Scout es ofrecer una Educación para la salud atractiva, tanto para los mismos jóvenes como para sus padres.

Tal como planteaba Baden-Powell al presentar la Ley Scout el eje del discurso a presentar no debe pasar por lo que no debe hacerse:
“La Ley Scout se considera como guía de sus acciones, no como barrera contra sus faltas.”
“Es el espíritu, no la indumentaria superficial, lo que hace a un héroe. En todo joven está latente ese espíritu, pero hay que descubrirlo y sacarlo a la luz.”
“El niño se inclina naturalmente hacia el bien si ve que hay una forma práctica de hacerlo; y el precepto de la buena acción diaria le brinda la oportunidad para desarrollar y manifestar el instinto de la bondad…”

Siempre listo, rodrigo
Rodrigo González Cao
Más material sobre el Programa de Jóvenes en el Movimiento Scout:



miércoles, 27 de marzo de 2013

El hechizo de Circe y la búsqueda de la felicidad en un mundo real


La hechicera Circe hechiza a la tripulación de Ulises y la convierte en chanchos, que olvidan su propósito y quedan pastando despreocupados y ¿felices?

“... Circe se alzó en seguida, abrió la magnífica puerta, los llamó y siguiéronla todos imprudentemente, a excepción Euríloco, que se quedó fuera por temor a algún daño.Cuando los tuvo adentro, los hizo sentar en sillas y sillones, confeccionó un potaje de queso, harina y miel fresca con vino de Pramnio, y echó en él drogas perniciosas para que los míos olvidaran por entero la tierra patria.Dióselo, bebieron, y, de contado, los tocó con una varita y los encerró en pocilgas. Y tenían la cabeza, la voz, las cerdas y el cuerpo como los puercos, pero sus mentes quedaron tan enteras como antes. Así fueron encerrados y todos lloraban; y Circe les echó, para comer, fabucos, bellotas y el fruto del cornejo, que es lo que comen los puercos, que se echan en la tierra...”

Hoy las nuevas tecnologías y las redes sociales hechizan a los jóvenes como Circe.
Es común chocarse con alguien que camina atontado enviando continuamente SMS en el teléfono celular, también componen este hechizo las largas sesiones de chateo en Skype y las horas que se viven en otros universos paralelos dentro de la PlayStation 3 o la WiiU...

¿Notaron que cada año, cuando inician las actividades, el primer dato que se intercambian son la direcciones del Skype y de Facebook del resto?
Esto no es ni bueno ni malo en sí, lo que sucede es que esas largas charlas de horas y horas se hacen todas encerrados entre cuatro paredes, sin salir cada uno de su habitación.
Es decir, son absorbidos por un mundo virtual contenido en una pantalla, mientras se desdibuja lo que sucede en el mundo real afuera, sus propios problemas o una realidad que no les satisface.

A esto sumo el “anonimato” de los espacios virtuales, donde se miente sobre la edad, se inventa una imagen diferente a la propia, y terminan creyendo que son un personaje irreal que es lo que creen que les gustaría ser o lo que el otro quiere oír...

Volviendo al hechizo de Circe, si lo miramos desde afuera vivían una vida de cerdos, algo infrahumano, pero, como nos preguntábamos al inicio: ¿eran felices?

El desafío del Movimiento Scout no es demonizar a las nuevas tecnologías, sino encontrar en ellas una fuerza creativa para llevar adelante nuestros proyectos con la comunidad para construir un mundo mejor...

Siempre listo, rodrigo
Rodrigo González Cao

viernes, 22 de marzo de 2013

Polifemo y "Nadie", la búsqueda de identidad de los jóvenes

Cuando Ulises y sus compañeros son capturados por el cíclope Polifemo, el gigante los deposita al fondo de su cueva y los mantiene prisioneros para irlos comiendo de a uno.
Ulises piensa en una trampa y le dice que se llama "Nadie" para engañarlo a Polifemo:

"¿Por qué tan enojado, oh Polifemo, gritas de semejante modo en la divina noche, despertándonos a todos?¿Acaso algún hombre se lleva tus ovejas mal de tu grado? ¿O, por ventura, te matan con engaño o con fuerza?
Respondióles desde la cueva el robusto Polifemo: —¡Oh, amigos! "Nadie" me mata con engaño, no con fuerza.
Y ellos le contestaron con estas aladas palabras: —Pues si nadie te hace fuerza, ya que estás solo, no es posible evitar la enfermedad que envía el gran Zeus, pero, ruega a tu padre, el soberano Poseidón.Apenas acabaron de hablar, se fueron todos..."

Ulises recién recupera su identidad después de regresar a su barco y ubicarse lejos de la costa.
Pero en una juventud que se prolonga por tanto tiempo, la construcción de la propia identidad y del propio proyecto de vida se vuelve dificultoso.

¿Qué hubiera pasado si Ulises seguía siendo Nadie durante muchos años?, ¿se habría terminado creyendo que era Nadie en lugar de Ulises?

El joven que está construyendo su identidad, por lo general, no se gusta a sí mismo porque aún no definió quién es o quién quiere ser.
Es como ser otro, ser Nadie, pero no ocasionalmente como Ulises para escaparse de Polifemo, sino de forma más prolongada.

Por eso, muchas veces, vemos que grupos de jóvenes solamente buscan llamar la atención, intentar ser alguien dentro de un tribu o grupo urbano, vestirse o peinarse como determinada banda de música, meterse de lleno en alguna “barrabrava” de un equipo deportivo, armar un grupito que sale a pintar grafittis en paredes y vagones del tren y subte...


Lamentablemente los modelos más visibles son futbolistas multimillonarios o estrellas “fugaces” de concursos televisivos de canto o baile.

Sin embargo, no todos los grupos de pertenencia son negativos, la dificultad de los jóvenes pasa por identificar cuáles poseen tendencias anti-sociales y cuánto tiempo les lleva darse cuenta de ello una vez que están metidos adentro.

Frente a ello, el desafío del Movimiento Scout es generar espacios para que cada joven pueda elaborar una identidad propia autónoma, solidaria, comprometida y responsable, para dejar de sentirse nadie mediante caminos constructivos...

Siempre listo, rodrigo
Rodrigo González Cao

viernes, 15 de marzo de 2013

Calipso y la búsqueda de afecto de los jóvenes


De todos los escollos que se le fueron apareciendo en su viaje, el que más demoró a Ulises fue el “atolondramiento” con la ninfa Calipso.
Nadie discute que Ulises amaba a su esposa Penélope y quería volver a Ítaca para encontrarse con ella, pero en el viaje se “distrae” en los brazos de Calipso.

El deseo, difícil de controlar, de vivir satisfacciones inmediatas le gana a su proyecto de regreso.
Pero Ulises no se siente culpable, su coartada es que Calipso con sus poderes lo tiene “atontado”, así que sintiéndose más víctima que culpable, asume el carpe diem, es decir, “relajate y gozá”.

¿Algo parecido sufren los jóvenes cuando buscan comprensión, afecto o ser aceptados?
Lo emocional pesa más que la razón y el ser querido por el otro obnubila a las decisiones de tipo racional.

¿Puede el dirigente scout (o cualquier otro adulto) decirle que tenga cuidado con sus enamoramientos para no herir los sentimientos del otro?

El plantearlo crudamente puede ser respondido en silencio con una mirada socarrona que diga: “No seas pájaro de mal agüero, dejame disfrutar ahora de Calipso, que Penélope me va a esperar tejiendo una bufanda”

Para evitar malos entendidos, es preciso aclarar que Calipso es mucho más que las relaciones amorosas pasajeras.
También puede serlo la “tribu” que frecuenta, un poco de identificación, un poco de aceptación, y en el interín aparecen las "pruebas de fidelidad": el abuso de alcohol, alguna travesura para probar la pertenencia al grupo, el sufrir algún abuso de la policía como respuesta... ¿Por qué, si era un pibe “sano”?

No nos rompamos la cabeza buscando explicaciones racionales, ni tampoco queramos sermonear, el joven necesita estar con otros pares, sentirse contenido por la masa, "ser del palo", "estar todos en la misma", seguir en los brazos de Calipso.
El desafío del Movimiento Scout es ofrecer una propuesta superadora de esta superficialidad, no el recrear un estado de “Peter Pan” en la “atmósfera controlada” del Grupo Scout.


Siempre listo, rodrigo
Rodrigo González Cao

viernes, 8 de marzo de 2013

La Odisea de Ulises y la odisea adolescente


Recuerdo una frase de Baden-Powell que dice:
"El hombre no es más que un proyecto y la vida una especie de barco que cada uno tiene que llevar a buen puerto."

El viaje de regreso de Ulises hacia Ítaca al principio parecía algo simple y rápido, un mero trámite, pero en su devenir de un lado al otro se le van apareciendo escollos y experiencias imprevistas que lo hacen largo y tortuoso.

Esas circunstancias y las propias equivocaciones de Ulises lo van demorando y llevándolo “como bola sin manija”, haciendo que al llegar a su destino y reencontrarse con su esposa Penélope (la mujer fiel y paciente que lo esperaba tejiendo y destejiendo), sea una persona completamente diferente de aquel que se fue a la guerra unos 20 años antes.

Cuando Baden-Powell escribe su libro “Roverismo hacia el Éxito” a principios del siglo XX, la juventud, no era más que un breve tránsito entre la niñez y la adultez, sin embargo, hoy se ha transformado en un viaje que se prolonga y en el cual surgen nuevos escollos y “experiencias imprevistas”, como en el viaje de Ulises.

Hace unos años podíamos definir a la juventud como una transición entre la adolescencia y la vida adulta, siendo un hito cuando se alcanzaba cierta independencia emocional y económica de los padres.

Hoy sabemos que por múltiples factores esa independencia cada vez se tarda más en lograr y, además no es un objetivo que se persiga con mucho entusiasmo. Sin acotarnos solamente a lo económico, aunque teniéndolo en cuenta, hoy Ítaca queda tan lejos que se vuelve un ideal desdibujado, por lo cual es mejor disfrutar ese largo camino lo mejor que podamos.

Después de releer la Odisea me queda la sensación de que Ulises no tenía mucho apuro por volver a Ítaca, y algo similar pasa con el deseo del joven por “ingresar” en el mundo adulto y sus responsabilidades.

Luego de esta introducción y, entrando de lleno en los personajes y hechos de la Odisea, los invito a trazar algunos paralelismos entre los escollos que va sorteando Ulises y los espacios que transitan los jóvenes de hoy en día y lo que les sucede a ellos por dentro. 
La semana próxima analizaremos qué significa la ninfa Calipso como escollo y su paralelo con la búsqueda de afecto.

Siempre listo, rodrigo
Rodrigo González Cao